lunes, 25 de julio de 2016

¿Qué es, por qué y cuándo orar?







Anteriormente hemos hablado acerca de la oración, de tener una vida donde la oración sea constante. Lastimosamente hablamos más de la oración de lo que la llevamos a la práctica. Hoy vamos a enfocarnos en la oración diaria.


¿Qué es la oración?

Hablar con Dios. Hablar con Él, exponerle todos nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y aprender a escucharle.
Lo hermoso de la oración es que a través de ella, desarrollamos una relación personal con Dios por nuestra comunicación íntima con Él.


¿Por qué debemos orar?

Si Dios sabe y conoce nuestras necesidades aun antes de que oremos ¿por qué debemos orar?

Para conocer a Dios íntimamente. Daniel 11:32b dice: “Mas el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará” es a través de la oración que desarrollamos una intimidad que nos hace fuertes en Él.

También podemos orar para solicitar la ayuda divina para una situación en particular. La oración es para el espíritu lo que la respiración es para el cuerpo.
Oremos sin buscar que Dios haga nuestra voluntad, oremos par conocerle más a Él, sabiendo que su voluntad es mejor de lo que nosotras podamos esperar.



¿Cuándo debemos orar?

·        En todo tiempo (Lucas 21:36)
·        Constantes (Romanos 12:12)
·        Perseverando (Colosenses 4:2)
·        Sin cesar (1Tesalonicenses 5:17)
·        En todo lugar (1Timoteo 2:8)


La oración debe ser constante y tan natural como el respirar, y es un mandato como también es un privilegio.


Formemos el hábito de orar, probablemente no tengamos horario establecido o una forma de hacerlo pero vamos a esforzarnos, ser diligentes y tener una vida constante de oración.


Apartemos tiempo diario para la oración

Este punto es importante, como mujeres siempre tenemos algo qué hacer. Más aún si somos madres que trabajan fuera del hogar y el tiempo libre es mínimo. Pero ahora es necesario que nos hagamos de un tiempo para orar, pues su esperamos a tener tiempo, no lo tendremos nunca.
Formemos el hábito de orar y separemos un tiempo diario para hacerlo.


¿Cuánto tiempo debo orar?

Continuamente me preguntan ¿cuánto tiempo debo pasar orando?  No hay un tiempo específico para hacerlo, lo que se recomienda es pasar el tiempo suficiente para encontrarnos con nuestro Dios.

No podemos conocer a Jesucristo si no pasamos tiempo con Él, pues nuestro nivel de intimidad es determinado por el tiempo que pasamos en Su presencia.


¿Cuánto debo orar?

Todo el tiempo. A algunas se nos hace más eficaz el orar por las mañanas, a otras por la noche, tú eliges cuando hacerlo y dedicarte a ello.


Oremos sin cesar (1Tesalonicenses 5:17)

¿Es posible esto? Si. Si entendemos que durante el día podemos mantener un espíritu de oración.

Esto quiere decir que entre todo lo que hacemos, podemos estar en comunicación con Dios, dándole gracias, adorándole o haciéndole saber nuestras peticiones.


Desarrollemos buenos hábitos para orar.

·        Separar tiempo para la oración.
·        Comenzar y terminar el día en gratitud.
·        Leer nuestra Biblia.
·        Orar a lo largo del día.


Es tiempo de orar más que antes, de estar en comunión con Dios y buscar su rostro. Los tiempos son difíciles, la maldad va en aumento y nosotros, la iglesia, no podemos seguir adormecidas. ¡Levantémonos en oración y clamemos a Dios por nosotras, nuestro esposo, nuestros hijos, nuestra ciudad, nuestra nación!



En su gracia



Karla



Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips