viernes, 5 de agosto de 2016

Eva, la primera madre.







Hoy comenzamos esta serie de Madres en la Biblia, te comentaba en la introducción  que más que un estudio bíblico es un devocional mío, y que quiero compartir contigo.



Comencemos con Eva.


Eva: Su nombre significa “dadora de vida” o “madre de todos los que tienen vida”



Eva fue la primer mujer que dio a luz, la primer mujer embarazada, la primer esposa, la primer madre.



De ella hay varios puntos que llaman mi atención como madre. Eva fue creada de manera hermosa por parte de Dios, cuando crea al varón lo hace del barro, de lo inerte. A Eva la forma de la costilla del varón, de la vida dio vida.


Eva creada de la carne, tan diferente a Adán. Despertando a la vida mirando los ojos de su creador, viendo a su esposo esperándola con ansias, experimentado el amor real entre los 3, como un cordón de 3 dobleces que no se rompe pronto.



Caminar de la mano de su esposo por aquél jardín inmenso que sólo era para ellos, la vida perfecta. No conocían los celos, el miedo, no sabían de ira, de vergüenza, dolor, envidia, amargura, culpa, desánimo, depresión, dolor ni nada de enfermedades hasta que Eva escucho a su enemigo y comenzó a dudar de Dios.



¿Te das cuenta? Todo eso nos ataca ahora porque decidimos  separarnos y dudar de nuestro creador, de quitar nuestros pensamientos de la obra de Jesús en la cruz.



Eva fue la primer mujer en concebir un hijo, ¿habrá sabido lo que le estaba sucediendo a su cuerpo? Ver su vientre crecer y después sentir movimientos dentro de ella, probablemente lo sabía al ver a los demás mamíferos reproducirse pero, ¿comprendía el milagro que es el dar a luz? ¿Alcanzaba a entender ese amor que se tiene a un hijo o hija que aún no ha nacido? Ese vínculo que sólo las que han sido madre conoce.



Sin duda Eva sabía que ese milagro provenía de Dios, de su creador porque al dar a luz a su primogénito dijo: “Por voluntad de Jehová he adquirido varón.” (Gén 4:1) recordemos que a consecuencia de su desobediencia nuestro Señor pronunció:



A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces;
con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti”

Génesis 3:16



¿Imaginas a Eva sola con Adán al parir? Con el dolor de las contracciones, un dolor que jamás había sentido, con el miedo que provoca el estar en parto, sin alguien que les apoyara, sin quien los guiara en lo que estaba pasando y en lo que podían esperar.



Y Eva dio a luz a su primer hijo ¿habrá sabido cómo criarlo? ¿Cómo guiarlo al encuentro con Dios? ¿Habrá sabido cómo educarlo y disciplinarlo? Porque recordemos que Eva no tuvo ejemplo alguno de una madre ¿te imaginas su expresión al ver un bebé? Un “mini-humano”, el único hombre que conocía era un adulto.



Sin embargo, Dios fue su creador y Padre ¿qué mejor ejemplo para Eva? Dios estaba con Eva, con sus hijos al nacer. Eva siendo la primer hija de Dios ¿no estaría con ella en su alumbramiento?



La Biblia no da detalles de Eva como madre ni de Adán, pero ellos vivieron con Dios, estuvieron cerca de  Él, le conocían. ¿Acaso no les hablarían a sus hijos de Él?



Y es que si le conocemos, les hablaremos a nuestros hijos de Él.


Vemos en la vida de Caín y Abel que ellos: (Génesis 4)


·        Sabían quién era Dios
·        Ofrecían ofrendas a Él
·        Hablaban con Dios
·        Conocían el bien y el mal



¿Quién los instruyó? Sus padres tuvieron el mejor ejemplo de paternidad, esas noches donde dormían juntos ¿no crees que les hablaban de lo maravilloso de la creación? De cómo Adán le dio nombre a cada animal, de la creación de Eva, de la protección de Dios y de las consecuencias a la desobediencia.



Si fueras tú ¿No le dirías a tus hijos lo hermoso que es vivir la vida cuando temes a Dios y le obedeces? ¿Les dirías las consecuencias al no obedecerle? Sinceramente, espero que todas estemos haciéndolo, hablando e instruyendo a nuestros hijos a amar, temer y obedecer a Dios.



Necesitamos instruirles, encaminarlos a la búsqueda de Dios, a estar conscientes que para estar en la presencia de Dios necesitamos la sangre de Cristo, su sacrificio. No es suficiente presentar ofrendas o sacrificios por nuestra cuenta, nada de lo que hagamos nos llevará a su presencia porque por gracia somos salvos,  nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo(Tito 3:5) Jesús es la respuesta a la separación del hombre con su creador.



Hablemos a nuestros hijos que nacemos separados de Dios, somos su creación pero no todos somos hijos, Jesús lo explicó en Juan 1:12



“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
Les dio potestad de ser hechos hijos de Dios



Si Eva les habló de Dios a sus hijos, imagina todas las cosas increíbles que podía contarles. ¡Qué bendición! Y tú ¿De qué les hablas a tus hijos acerca de Dios? ¿En qué momento del día les hablas de Dios? Comparte con nosotras.



Vamos a poner en práctica lo aprendido: Amar y bendecir  la vida de nuestros hijos desde el embarazo. Busquemos ser intencionales en nuestra formación cristiana y en la de nuestros hijos.







Elige un versículo a memorizar esta semana, te comparto el que estaré estudiando con mis hijos:







No olvides visitar los siguientes enlaces que pueden ayudarte en esta semana:







Nos leemos el próximo viernes, déjame saber cómo te está yendo como mamá. ¡Bendiciones!



En Su Gracia



Karla






Artículo anterior:







Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

2 comentarios:

  1. Gracias a Dios por Jesucristo y por el Espíritu Santo que nos guía a tomar las mejores decisiones y nos hace ver donde están los pozos de bendiciones de Dios para nosotras sus hijas; y este blog es un pozo de abundancia para nosotras. gracias hermana y amiga. Karla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a Dios Helimir! Te mando un abrazo enorme y que Dios te bendiga y guarde!

      Eliminar

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips