lunes, 3 de octubre de 2016

Él pelea por nuestros hijos







Estos tiempos son probablemente en los que más ha sido atacada la familia. Numerosas leyes se han aprobado que atentan contra el diseño original de la familia. Todo esto, lejos de atemorizarnos debería de servirnos para estar alerta como padres y madres de familia recordando que ya se nos había advertido que así sucedería. La Biblia tenía razón.



Hoy necesitamos redoblar esfuerzos, estar más alerta, en oración, ayuno y con un corazón realmente entregado a Dios sabiendo que muy pronto el que ha de venir vendrá y de cierto no tardará.



Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios,
que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón
y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos,
que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?

Deuteronomio 10:12-13
  


Nada de lo que hagamos en nuestras fuerzas para rescatar a nuestros hijos, dará el fruto que esperamos. Quien cambia mentalidades, transforma vidas y nos hace vivir en victoria se llama Jesucristo.



Podemos pasar días y noches alterando nuestro cuerpo con tranquilizantes, insomnio, temor y llenos de preocupación por nuestros hijos que se han salido del camino, y eso no los traerá de regreso.



Tenemos un Dios que dice: “acaso habrá algo imposible para mí?” Si vivimos en angustia y preocupación, es porque no hemos aprendido a descansar y confiar en el Dios de la Biblia, el Eterno y Todopoderoso.



“Clama a mí y te mostraré cosas ocultas que no conoces” “Echa sobre mi tu carga y te sustentaré” “Vengan todos los que están cansados y cargados y yo los haré descansar”



Aprendamos a confiar en sus promesas, descansemos en que, si echamos toda nuestra ansiedad sobre Él, Él tiene cuidado de nosotras; entreguemos a nuestros hijos a Él, a su cuidado y recibamos la paz que sobrepasa todo entendimiento llenando nuestro corazón en Cristo Jesús.


No temas ni desmayes, recuerda que Él prometió que nuestra simiente sería bendita y que peleará y salvará a nuestros hijos. A seguir orando mujer, clamando por nuestros hijos, confiando en que nuestras oraciones son escuchadas. Descansando en que su voluntad siempre es buena, agradable y perfecta.







Oración:

Amado Dios, entrego a ti a cada uno de mis hijos sabiendo que nadie mejor que tú para guiarlos y cuidarlos. Hoy decido confiar en cada palabra y cada promesa que tienes para mis hijos, tus hijos recordando que pensamientos de bien y no de mal tienes para quienes te amamos. Te pido que los bendigas y les muestres siempre el camino por el cual deben andar, en el nombre de Cristo Jesús amén.



En Su Gracia


Karla




Nuestro próximo diario devocional será de 1 y 2 de Tesalonicenses.

Toda la información, introducción y diario para descargar e imprimir son costo estará disponible el viernes 7 de octubre.


¡Mantente pendiente y no te pierdas de nada!









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips