miércoles, 5 de octubre de 2016

Pecados comunes pero poco hablados {primera parte}








¿Te has percatado que se habla mucho acerca de los pecados escandalosos? hablamos del adulterio, la fornicación, el robo, etc., pero de los “pequeños pecados” no se habla tanto ¿A qué crees que se debe?

Leía hace un par de días Colosenses 3:5-10 que habla de la vieja y nueva vida en Cristo. En ella menciona algunas prácticas que han pasado desapercibidas o tal vez le hemos restado importancia, y se siguen practicando spin recordar que también son pecado. Y recordé que en Gálatas 5:19-21 se da una lista de las obras de la carne también y hay algunas de ellas de las que quise saber más porque también son muy comunes.


Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,
idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,
 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas;
acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes,
que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Gálatas 5:19-21


Hoy nos enfocaremos en los enlistados en el versículo 20. ¿Qué tal? Esas prácticas le hemos restado importancia ¿no crees? Desgraciadamente son muy comunes en la vida diaria y aún en la iglesia. ¡Pero qué lista tan más completa! Hoy hablemos de las obras de la carne que parecen inofensivas, las que tienen que ver con la vida social.


No somos perfectas, somos mujeres que están continuamente aprendiendo y dejándose moldear por un Dios perfecto que nos hizo agentes morales y con dominio propio.



IDOLATRÍA. Se refiere a la adoración de un dios falso o sustitutivo del verdadero. La Real Academia Española la define como “Amor excesivo y vehemente a alguien o algo”

Podríamos pensar que ya no somos idólatras porque no nos arrodillamos ante imágenes; sin embargo, la idolatría va más allá de sólo arrodillarnos ante imágenes. Si seguimos la definición de la RAE entonces respondamos ¿Qué es aquello que está tomando el lugar de Dios en nuestra vida? ¿Qué es eso que amamos excesivamente y que nos hace olvidarnos de Dios?

Hagamos un análisis acerca de nuestro día a día y veamos qué es lo que más ocupa nuestro tiempo, qué ocupa nuestro pensamiento y cuidamos más. Tal vez no tenemos tiempo de orar y leer nuestra Biblia por las mañanas, pero si tenemos tiempo para revisar exhaustivamente las redes sociales. ¿Crees que podamos estar idolatrando eso? Podemos idolatrar personas, pastores cristianos, cantantes, esposos y aún a nuestros propios hijos.  ¿Hay algo que estemos idolatrando? Es tiempo de ponernos a cuentas con Dios.



HECHICERÍAS. - Cuando busqué la definición de esta palabra usada en este versículo, me sorprendió, pensé que se trataba sólo de conjuros mágicos y brujos, pero, la palabra que Pablo usó fue “pharmakeia” que quiere decir farmacia.
Hechicería como obra de la carne y pecado en nuestra vida, tiene que ver con el uso de fármacos. No es de asombrarse que en estos tiempos haya millones de medicamentos que causan adicción, aún en los creyentes.

Tristemente se ve más el uso de somníferos, antidepresivos, anti estrés, etc. Ello tiene como base el no saber descansar en Dios, es como si se confiara más en el medicamento que en el poder de Dios y se le diera un poder mágico. Un comentario Bíblico dice acerca de esto:
“En el mundo antiguo, la toma de medicamentos (especialmente los alucinógenos) se asocia siempre con el ocultismo” David Guzik

Idolatría y hechicería, estos dos pecados tienen que ver con nuestra relación con Dios y la forma en la que vivimos el cristianismo personal. Los siguientes pecados tienen que ver con la relación que tenemos con otros, sean creyentes o no. Veamos cuántos de ellos no hemos logrado dominar y erradicar de nuestra vida.



ENEMISTADES. - Increíble, pero se ve. Es un pecado tan común, que ya nos hemos acostumbrado a él. La Palabra que se usó en griego fue “echthra” que quiere decir:  odio, una actitud con hostilidad, habla de enemistades, etc.
Esto se ve de manera común dentro y fuera del cristianismo, pero lo que nos debe interesar a ti y a mi es analizar si nosotras tenemos enemistad con alguien, si hemos perdido amistad, la comunicación con alguien al grado de no existir la reconciliación.

La enemistad va contraria al amor que debemos tener al prójimo, ya no acumulemos pecados mujer, busquemos la paz.



PLEITOS. - Rivalidad, competencia, pero no sana. Es una rivalidad que comienza por querer la obtención de algún premio o reconocimiento o simplemente para tener la razón.

Esto es más común en las redes sociales ¿cierto? Basta con leer comentarios en diferentes páginas donde se comparte el evangelio para darnos cuenta de la gran rivalidad que existe aún entre hermanos. Muchos defendiendo su punto de vista, doctrinas y esto lejos de ser bendición a quienes lo leen, hace ser tropiezo a los débiles en la fe. Gracias a Dios porque en mi vida hubo una mujer a quien amo mucho, que me hizo ver que no es necesario y de hecho es contraproducente querer convencer a alguien en las redes porque entonces doy pie al pleito. ¿Te ha pasado a ti también?



CELOS. - Estos también son comunes dentro de los creyentes. Se tienen pensamientos pecaminosos por los logros de otros. Es el deseo de tener lo que otros tienen.

¿Es común? ¡Por supuesto! Ahora he escuchado de los “celos ministeriales” cuando Dios comienza a usar a alguien, más que a nosotras, podemos sentir celos y albergar sentimientos pecaminosos en contra de ese alguien o peor aún, enojarnos con Dios.

Celos entre cristianos, entre predicadores, ministros de alabanza, etc. ¿Has sentido celos de alguien más? Creo que viendo lo que Dios ha hecho en nosotras y siendo agradecidas por ello, los celos dejarán de ser en nosotras. Seamos agradecidas con Dios y aprendamos a alegrarnos con quienes se alegran porque es muestra de la fidelidad y soberanía de Dios con todos.



Dios ha sido bueno en recordarnos que no porque sea común y aceptado en la vida diaria, es correcto delante de Él. Aunque estos pecados son “olvidados” o minimizados, no dejan de ser pecados. Es tiempo de ponernos a cuentas con Dios y reencaminar nuestra vida con él.


No somos perfectas, su gracia nos mantiene de pie y nos va perfeccionando hasta el día en que Cristo vuelva.


La próxima semana veremos los pecados de iras, contiendas, disensiones y herejías. Dios te bendiga mujer, no pierdas tu comunión con Dios y busca su rostro hoy mismo.


En Su Gracia


Karla




Nuestro próximo diario devocional será de 1 y 2 de Tesalonicenses.

Toda la información, introducción y diario para descargar e imprimir son costo estará disponible el viernes 7 de octubre.


¡Mantente pendiente y no te pierdas de nada!




1 comentario:

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips