viernes, 7 de octubre de 2016

Tesalonicenses {+diario devocional para imprimir}










¡Hola Mujer! Bienvenida a un nuevo devocional, esta ocasión estaré estudiando las cartas de Pablo a los Tesalonicenses y lo compartiré contigo. Cabe mencionar que no es un estudio bíblico, sino que estaré compartiéndote mis notas de apuntes mientras lo estudio en casa.


Espero que sea de mucha bendición y que te animes a estudiar y escudriñar la Palabra de Dios versículo a versículo. Leyendo su contexto es más sencillo interpretar y entender lo que el autor está diciendo y cómo podemos aplicarla a nuestra vida el día de hoy.

Te compartiré la introducción a 1 y 2 de Tesalonicenses para conocer más de la historia y lo que se estaba viviendo en esa época.



Tesalonicenses



La iglesia y la ciudad

La ciudad de Tesalónica fue fundada en el año 315 A.C., por Casandro, un general de Alejandro Magno. Nombró la ciudad en honor a su esposa Tesalónica, hija de Felipe de Macedonia y hermana de Alejandro Magno. La ciudad estaba ubicada en una bahía protegida en el extremo noroeste del mar Egeo. Su ubicación favorable contribuyó a su desarrollo como un puerto y ayudó a su crecimiento en población, riqueza e importancia. 


El ministerio inicial de Pablo en Tesalónica se narra en Hechos 17: 1-9. El Apóstol ubicó una sinagoga en la ciudad y por tres sábados sucesivos predicó allí. Su afirmación de que Jesús era el Mesías llevó a la fe a algunos judíos, griegos y particularmente a algunas de las mujeres. Su éxito produjo hostilidad entre los judíos incrédulos, quienes comenzaron un tumulto, llevaron a algunos creyentes delante de las autoridades y los acusaron de deslealtad para con el César.


El anfitrión de Pablo, Jasón, había estado entre los que habían sido llevados ante los jueces de la ciudad; él pagó una fianza a esos líderes. La naturaleza del compromiso no es clara; quizá prometió que Pablo y sus amigos se irían de la ciudad, o les garantizó que la predicación del Apóstol no produciría más dificultades. No puede haber prometido la ausencia permanente de Pablo de la ciudad porque éste intentó regresar en otra ocasión (1 Tes. 2: 18) y probablemente los visitó nuevamente (Hech. 20:1, 2).


La extensión de la estadía de Pablo en Tesalónica es muy debatida.  Hay varios hechos que sugieren que Pablo se quedó en Tesalónica por más de tres semanas, quizá varios meses. - El gran número de convertidos gentiles en la ciudad sugiere una estadía más prolongada (1 Tes. 1:9).


·        El trabajo manual de Pablo en la ciudad sugiere una estadía de más de tres semanas (2 Tes. 3:8).
·        El hecho de que Pablo reconoce que había recibido ayuda de los filipenses más de una vez mientras estaba
·        en Tesalónica sugiere una estadía más prolongada (Fil. 4: 16).
·        La variedad amplia de enseñanza de Pablo durante su estadía en Tesalónica sugiere una estadía más
·        extensa.


Es evidente que la enseñanza paulina en cuanto al regreso de Cristo dejó lugar para preguntas que no habían sido respondidas. 


Paternidad literaria

Las dos epístolas, 1 y 2 Tesalonicenses, afirman la autoría de Pablo. El vocabulario, estilo y teología son paulinos. Si Pablo no fuera el autor de estos escritos, sería difícil explicar la razón para tantos elementos paulinos. ¿Por qué alguien escribiría cartas como estas implicando que venían de Pablo? La afirmación de las epístolas y la evidencia obvia de autoría paulina deberían ser aceptadas como ciertas.



Ocasión

Después que Pablo salió de Tesalónica ministró brevemente en Berea y Atenas (Hech. 17:10-34). En Atenas se le unieron Silas y Timoteo, pero parece que Pablo los envió a Macedonia para trabajar allí (Hech. 17:15, 16; 1 Tes. 3:2); luego ellos se le unieron en Corinto (Hech. 18:5) y Timoteo le trajo un informe favorable del crecimiento de los creyentes en fe y amor (1 Tes. 3:6). Timoteo puede también haber llevado una carta pidiendo instrucciones de Pablo sobre varios asuntos, pero no tenemos manera de probar la sugerencia. Después de recibir información en cuanto a la iglesia, Pablo escribió 1 Tesalonicenses a fin de cumplir varios propósitos:


·        Quería animar a los creyentes mientras enfrentaban una intensa persecución (1 Tes. 2:14; 3:1-4).
·        Respondió a la crítica en contra de su motivación en el servicio cristiano explicando cómo había llevado a cabo su ministerio en Tesalónica (1 Tes. 2:1-12).
·        La presencia de bajos patrones morales en Tesalónica llevó a Pablo a explicar los modelos cristianos para la moralidad sexual (1 Tes. 4:1-8).
·        La muerte de algunos miembros de la congregación les llevó a preguntar cómo podrían participar en la futura venida del Señor y Pablo respondió a estos interrogantes (1 Tes. 4:13-18).
·        La iglesia necesitaba enseñanza en cuanto a un uso sano de los dones espirituales (1 Tes. 5:19-22).


No hay información en Hechos o en 2 Tesalonicenses que explique plenamente cómo la renovación de contactos recientes entre Pablo y los tesalonicenses llevó a la escritura de la segunda carta. En 2 Tesalonicenses Pablo indicó su conocimiento de que algunos creyentes en Tesalónica estaban sugiriendo que el día del Señor ya había acontecido, aparentemente por medio de una epístola que se atribuía erróneamente al Apóstol (2 Tes. 2:2). Pablo también había oído de una ociosidad insana entre los tesalonicenses (2 Tes. 3:11-13). Cuando supo esto probablemente Pablo estaba aún en Corinto, en su segundo viaje misionero.


Escribió 2 Tesalonicenses no mucho después de la primera carta. Lo que le movió a escribir fue el desarrollo del fanatismo escatológico y la ociosidad que causaba división.



Fecha

La estadía de Pablo en Corinto puede fecharse con la ayuda de la Inscripción de Delfos, que brinda información en cuanto a los servicios del procónsul Galión, Galión probablemente asumió su puesto en el verano del año 51 y permaneció hasta el verano del año 52. Pablo fue llevado ante él poco después de la llegada del gobernador a Corinto, esto fue cerca del final del período de 18 meses que Pablo estuvo en esa ciudad (Hech. 18:9-18). El ministerio paulino en Corinto comenzó probablemente en el año 50; Pablo escribió 1 Tesalonicenses en ese año o al siguiente. Hay quienes han sugerido que 2 Tesalonicenses fue escrita antes que 1 Tesalonicenses. Ninguna de las epístolas indica que sea antes o después que la otra, de modo que puede ser que la sugerencia sea correcta.
Algunas indicaciones en 2 Tesalonicenses parecen indicar la existencia de una carta previa (2 Tes. 2: 15; 3:17); sería natural entender que son referencias a 1 Tesalonicenses. En la ausencia de razones adecuadas para apoyar un cambio en el orden de escritura, es mejor retener el orden tradicional.


Asumiendo la prioridad de 1 Tesalonicenses, podemos fechar la escritura de 2 Tesalonicenses unos pocos meses después de la primera carta. Silas y Timoteo están aún con Pablo (2 Tes. 1: 1). Una fecha entre los años 51 o 52 es probable, siendo el primer año el más probable.







Sin duda, un par de cartas en las que encontraremos valiosas enseñanzas. Durante las semanas que estaremos estudiando este libro, buscaremos poner en práctica lo que aprendamos.


Leamos con atención, oremos a Dios para que nos hable y muestre a través de este bello libro las áreas que debemos cambiar, mejorar, ampliar o comenzar a implementar en nuestra vida.


Es un nuevo reto, aprovechemos y bendigamos la oportunidad de leer con libertad la Palabra de Dios, atesoremos cada uno de sus versículos en nuestro corazón y amemos todo lo que tiene para nosotras.



¡Oh, cuánto amo yo tu ley!
    Todo el día es ella mi meditación.

Salmo 119:97


En Su Gracia


Karla




Si aún no descargas tu diario devocional sin costo, aún estás a tiempo. Sólo da clic en la imagen o aquí:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips