lunes, 30 de enero de 2017

Mamá, permanece firme en las pruebas









Hola amiga,

¿Estás pasando por pruebas y adversidades? ¿Te has sentido, o ahora mismo, te sientes abrumada? ¿Has sentido que te es difícil tomar tu Biblia y empezar a orar? ¿Tu hijo está pasando por alguna dificultad, enfermedad, o dolor?


Todas en la vida pasamos tiempos de verdadera dificultad y escuchamos a los demás decir que “todo estará bien”, lo cual es la verdad para los hijos de Dios, pero dentro de nosotras dudamos y nos sentimos inseguras de que Dios escuche nuestra oración. Nuestros hijos también se sentirán así, necesitarán tu consuelo y sobre todo apoyarse en tu fortaleza espiritual y convicción.


Es cierto que algunas veces aún pensamos que Dios se ha cansado de oír nuestra súplica y que nuestra oración es inútil.  Ah, querida amiga, eso es una gran mentira, si comprendiéramos lo grande, lo amplio, lo alto y lo profundo del amor de Dios para nosotras, nunca pensaríamos eso.  Pero somos carne y es por eso que debemos de conocer y meditar en Su Palabra y no dejarnos engañar por malos pensamientos, que solamente nos alejan de nuestro bondadoso Padre celestial.


Hoy quiero compartir contigo sobre éste tema, porque es importantísimo que aprendamos ¿cómo orar cuando estamos atravesando alguna prueba?; por cierto, que, a lo largo de nuestra vida, nos encontraremos con muchas de ellas, pero recordemos “a través de las pruebas, crecemos y su obra se perfecciona en nosotras.”


Uno de los versículos que más me han fortalecido es éste:


Y me ha dicho, bástate en mi GRACIA, porque mi poder
 se perfecciona en la debilidad.”

2 Corintios 12:9


Creo que la victoria durante la prueba es la oración fundamentada en Las Escrituras. Cuando leemos las escrituras, conocemos quién es Dios y quienes somos nosotros. Él es TODOPODEROSO creador del universo y todo lo que en él existe y nosotros, criaturas débiles y necesitadas de Él.  Aun así, a lo largo de la Biblia vemos SU amor constante y permanente, que Él es Fiel, que no cambia que permanece para siempre.


Dios desea y espera que oremos.


La Palabra de Dios nos anima constantemente a orar. En Tesalonicenses 5:17 leemos:

Orad sin cesar”  

Dios habla a nuestro corazón y su Espíritu Santo nos guía a través de la oración.



Me gustaría darte tres consejos para que permanezcas firme en las pruebas:


  • Empieza con unas palabras de gratitud.

Cuando estamos en prueba, nos pareciera que no tenemos nada por lo que dar gracias. Estamos en medio de la tribulación, como dicen: “atravesando el Niagara en bicicleta :)” y todavía ¿se nos pide dar gracias?  Sí, porque leemos en Tesalonicenses 5:18 “Dad gracias a Dios a Dios en todo porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús


¿Cómo funciona esto?  Algo tan injusto, tan definitivo o tan malo. Sí, es ilógico, pero sabiendo que es lo que dice Su Palabra oran y dile al Señor que, aunque no comprendas, aunque sea tan difícil aceptar su voluntad, dale gracias porque El si tiene una razón y un propósito para todo eso.  Deja todo en las manos de Dios y agradécele porqués Él tiene un plan, Él estaba a favor tuyo y no en tu contra, Él no te ha olvidado y Él te llevara a donde de antemano ha planificado para ti y tu familia en amor. Te aseguro que después de esa oración (talvez no inmediatamente) poco a poco, empezarás a ver las cosas de manera diferente. ¡Ah! que descanso, y que paz amiga.


  • Enumera tus bendiciones

Empieza a ver cuántas bendiciones Dios ya había derramado sobre ti, primeramente
su gracia, su misericordia, la vida eterna, tu familia etc.



  • Ora conforme a Su Palabra

Cuando estamos en prueba tendemos a buscar culpables y si pudiéramos vengarnos, es muy probable que lo haríamos.  Pero esa no es la voluntad de Dios. Oremos bendiciendo a los que nos han ofendido o causado la aflicción.


“Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, 
haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;”
Mateo 5:44


“no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, 
bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.”
I Pedro 3:9-10


Y por último algo de lo que debemos estar convencidas siempre, siempre, siempre:



  • No Dudar
La Palabra nos enseña a orar con confianza y gratitud. Cómo oró Jesús:

“—Padre, te doy gracias porque me has escuchado. Yo sé que siempre me escuchas, pero lo digo por el bien de esta gente que está aquí, para que crean que tú me has enviado.”
Juan 11:42


Así amiga, en medio de los problemas y la tribulación no pierdas la paz, sino ora y confía que tu vida, la de tu esposo y cada uno de tus hijos, está en SUS manos,




En el amor del Señor,


Isa




Mi meta es ayudar, inspirar y equipar a quienes tenemos la gran bendición y responsabilidad de ser padres, a ser más intencionales, creativos y agradables en nuestra crianza, para que la experiencia de la paternidad sea extraordinaria y dejemos un legado de bendición eterna a nuestros hijos, quienes son nuestro mayor tesoro. 
Puedes encontrar a Isa en Facebook, Instagram y en su blog Mami Educadora Personal


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips