miércoles, 19 de abril de 2017

Su Hablar - Orando por el Varón







“¿Quieres vivir una vida larga y próspera? ¡Entonces refrena tu lengua de hablar el mal y tus labios de decir mentiras!”

Salmo 34:12-13 ntv


¿Has leído el cantar de los cantares? El esposo habla con dulzura, con amor, con pasión y hasta devoción por su amada esposa. ¿Te gustaría escuchar todo el tiempo palabras dulces? ¡Por supuesto que sí! Dicen que a las mujeres se nos enamora a través del oído, y debe ser cierto no conozco una sola mujer que le guste que le hablen mal y se sienta enamorada, por el contrario, esas palabras que nos hacen recordar lo mucho que nos aman, lo bien que nos vemos, lo bien que somos como madres y esposas ¡ah! Son un bálsamo en un día difícil.

La Biblia dice que lo que hablamos sale de nuestro corazón, si cambiamos nuestra forma de hablar por palabras positivas y llenas de bendición, nuestro corazón y el de quienes nos escuchan estará siendo alimentado con ellas; de igual forma si nuestras palabras muestran rencor, amargura, celos, odio, entonces es con lo que estaremos alimentando el corazón y la vida de quienes nos rodean y la nuestra. Nuestro corazón debe ser lleno de bendición para que podamos repartirla, así que la siguiente vez que hables con tu esposo escucha con atención que se dicen uno a otro y te darás cuenta la condición del corazón de ambos.

Es un motivo importante por el cual debemos orar ¿no crees? quién mejor que nosotras que los conocemos bien y que escuchamos más de ellos que cualquier persona para ayudarles a orar por sus palabras.

Oremos mujer para que ellos reconozcan el poder que tienen las palabras, no necesariamente para con nosotras sino en todo, las palabras dan vida o muerte, bendición o maldición, oremos mujer por ellos y por nosotras también para saber refrenarnos y no hablar cuando debemos callar.





ORACIÓN DÍA 28

Amado Dios, qué difícil es en ocasiones utilizar las palabras adecuadas, sobre todo si estamos enojados, hoy te pido que pongas en nuestros labios un centinela para saber cuándo hablar y cuándo callar, reconozco que cada palabra que sale de nuestra boca puede dar vida o muerte.

Hoy levanto mi voz a ti en oración por mi esposo, para poner delante de ti su hablar, sé que en el día del juicio daremos cuenta por cada palabra que hayamos dicho; por eso Padre mío, te pido le ayudes a refrenar su lengua y aprenda a hablar palabras que edifican y que te den la gloria a ti, palabras que bendigan y no que dañen, muéstrale que una palabra dicha con amor, puede frenar guerras y una con necedad destruye.

Guarda la boca de mi esposo dulce Espíritu Santo, que ambos podamos hablarnos siempre en amor, que nos respetemos y busquemos las palabras adecuadas para conversar aún en medio de una discusión, no permitas que en el enojo del momento soltemos palabras de las cuales después nos arrepentiremos, guarda nuestros labios de hablar maldad, engaño, mentira, te lo pido en nombre de Cristo Jesús, amén.


En Su Gracia


KARLA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips