lunes, 15 de mayo de 2017

Carácter en Construcción









He estado estudiando el capítulo 1 del libro de Tito a profundidad, este sema he tomado tiempo para “desmenuzar” tan hermoso libro que, aunque es pequeño, está lleno de instrucciones y sabiduría para nuestra vida espiritual, vida cristiana y en familia.


El capítulo uno nos da a conocer la lista de requisitos que Pablo le deja a Tito a la hora de elegir a los ancianos o líderes de la iglesia en Creta. Dichos requisitos deben ser manifestados no sólo por los ancianos, sino por todo cristiano, ellos (los ancianos) son quienes nos darían ejemplo de estas virtudes cristianas.


“Por esta causa te dejé en Creta, para que pusieras en orden lo que queda, y designaras ancianos en cada ciudad como te mandé”Tito 1:5



El encargo a Tito dado por el apóstol Pablo fue, “corregir lo deficiente” en las iglesias de Creta estableciendo o nombrando ancianos, líderes piadosos y de buen testimonio, maduros en la fe que supieran guiar la iglesia de Nuestro Señor Jesucristo.



Establece Ancianos

Tito debió ser un varón de gran estima delante de Pablo, con mucha autoridad pues, él fue quien se encargó de elegir a los ancianos que estarían al frente de cada iglesia en cada ciudad de la isla de Creta. Hombres que al parecer son difíciles de encontrar pero que sin duda los hay, hombres con un carácter formado por Dios y es que, Él capacita a quienes ha llamado, no hay hombres perfectos, pero si capacitados por Dios para llevar a cabo su obra; hombres con carácter piadoso gracias a su relación con Cristo.


¿Los requisitos son alcanzables?

Si. Los requisitos son alcanzables porque todos los días buscamos madurar, parecernos más a nuestro Señor Jesucristo y cada día, con el favor y la gracia de Dios entrenamos en ello para alcanzarlo.

¿Me sirven a mí para mi vida diaria?

Si. Nos sirven a nosotras, aunque no aspiremos a un cargo de liderazgo en la iglesia, nos sirven a ti y a mí como esposa, como madre, hermana, como mujer, porque esos puntos denotan un carácter piadoso y madurez espiritual derivada de nuestra relación con Dios. ¿Te imaginas poder criar a tus hijos con ese ejemplo? ¿ser una esposa con ese carácter piadoso? ¿ser luz a otros? En realidad, así es como debiéramos vivir y evangelizar, viviendo el evangelio en cada momento, ser ejemplo viviente del cambio de vida que es por medio del evangelio de Jesucristo porque, recordemos que esos requisitos no los cumpliríamos si no es por gracia de Cristo, es Él quien nos capacita y nos lleva a la victoria diaria.




Veamos de qué tratan y de qué manera podemos ejercitarnos en ellos.


REQUISITOS PARA LOS ANCIANOS


Irreprensible.      Se refiere a la conducta del individuo, a no ser reprochado a causa de una mala conducta. Pablo llama a tener una vida que es transparente, sin algo grave que acuse al individuo.


Fiel.                           Si acaso el anciano era casado, debía mantenerse fiel, dar testimonio de fidelidad conyugal.


Hijos creyentes.  Este punto es importante como todos los demás, pues es necesario vivir el evangelio desde dentro de casa, ser testimonio desde dentro porque un padre o madre de familia sabio y comprometido con el evangelio de Cristo, buscará ganar y guiar a su familia para Cristo.


Hijos que no estén en disolución.  La palabra griega para disolución es “asotia” es la misma palabra usada en Lucas 15:13 que describe al hijo pródigo.


No soberbio.         Dar ejemplo de humildad, los que son soberbios quedan descalificados del liderazgo y esto lo vemos en todo ámbito, no sólo en el ministerial. La soberbia ciega y aleja de Dios porque se creen autosuficientes.


No iracundo.        Los iracundos pueden estar mucho tiempo sin mostrar ese enojo que tienen dentro de sí, pero llega un punto en el que explotan y lastiman a quienes están alrededor suyo, ira que no se detiene y da rienda suelta a la ofensa. Cuando la ira llega a invadir a alguien, no se piensa con claridad y sale de la boca palabras que pueden dañar, destruir y al final se hace más daño. ¿Cómo estamos en esa área? La ira nos descalifica como buenos líderes así que ¿cómo actuamos con nuestro esposo e hijos?  El necio da rienda suelta a su ira,
pero el sabio la reprime.
(Proverbios 29:11)


No afecto al vino. Sin vicios, sin que sea alcohólico pues se refiere a cualquier bebida alcohólica. Ese tipo de bebidas desinhibe y entorpece la mente. ¿Tenemos algún vicio del cuál seguimos dependiendo? (ver Proverbios 23:29-35; 31:4-7)


No pendenciero. Una definición de pendenciero es para aquellos que son propensos a participar o provocar riñas o peleas.


No codicioso.        Aun en la iglesia primitiva, algunos hombres se convertían en pastores, con ánimo de lucro económico. (Ver 1 pedro 5:2, 2 Pedro 2:1-3). Que todo cuanto hagamos sea movido por el amor a Dios y por darle la gloria a Él, no con el fin de recibir alguna remuneración económica o reconocimiento.


Pablo también da una lista de requisitos que muestren el carácter que Dios está formando en ellos y en nosotras también, miremos de que tratan.



Hospedador.        El significado de esta palabra es: “el que ama a los extraños” un líder entre el pueblo de Dios debe ser hospedador. Así también nosotras.


Sobrio.                    Ser serios, con las prioridades en orden y sensato. Deben ser capaces de actuar y pensar con claridad y seriedad.



Justo, santo, dueño de sí mismo.   

David Guzik lo explica así:
         
Justo: Recto para con los hombres. 
Santo: Recto para con Dios.
Dueño de sí mismo: Recto para consigo mismo.


Y eso aplica a nosotras también, ¿Cuántos dolores de cabeza nos habríamos ahorrado si acaso nos domináramos más?


Pablo instruye a Tito para encontrar varones que mostraran que cristo era quien estaba formando su carácter, y no sólo eso, sino que también debían conocer u hacer buen uso de la Palabra de Dios.


Apegado a la Palabra Fiel.  Conocerla y ser fiel a ella, sin necesidad de adornarla, presentar la Palabra tal como es y vivirla (ver 1 Tim 4:6, 5:17) para poder exhortar y convencer. Es sólo a través de la escritura que los pecados son confrontados.  Nosotras necesitamos teología también, lee este artículo. Pablo pide a Tito que nombre líderes calificados por las siguientes razones:


Porque hay muchos rebeldes, habladores vanos y engañadores, especialmente los de la circuncisión, 
a quienes es preciso tapar la boca, porque están trastornando familias enteras, 
enseñando, por ganancias deshonestas, cosas que no deben.

Tito 1:10-11


Hay muchos rebeldes, contumaces, aquellos que no siguen reglas y se rebelan a las autoridades, ya sea en el hogar, la iglesia, el trabajo, la sociedad. Cada una de nosotras debemos respetar y someternos a esas autoridades, a no ser problemáticas, imprudentes ni rebeldes; somos miembros del cuerpo de Cristo.


Eso debemos mostrarles a nuestros hijos, darles ejemplo porque ahora el mundo intenta adoctrinarlos con sus falsas creencias y prácticas, a ellos necesitamos “taparles la boca” antes que ganen el oído de nuestros hijos, antes que trastornen la familia entera.


Desde la época de Pablo la iglesia primitiva, la gente era motivada por la ganancia económica deshonesta o emocional (como en nuestros días) es algo que debemos tener en cuenta, y discernir si el líder a quien estamos escuchando sólo está sirviendo por dinero o por el reconocimiento de la gente.


Uno de ellos, su propio profeta, dijo: Los cretenses son siempre mentirosos,
malas bestias, glotones ociosos.

Tito 1:12


¿Puedes ver el problema? Si la iglesia era gobernada por personas que su carácter aún no era guiado por el Espíritu Santo y vivían en sus propios deleites, tarde o temprano todos volverían a su vida anterior y quizá terminaría por disolverse la iglesia, o quizá también todos seguirían viviendo igual que siempre, creyendo que eran cristianos, hijos de Dios sin serlo realmente.


¿En casa cómo somos? ¿Hemos sido transformadas realmente o sólo vivimos un cristianismo de fin de semana? Nuestros hijos deben vernos íntegras, fieles a la Palabra, con nuestro carácter formado por Dios.


Tenemos mucho por hacer, y aunque sé que no es fácil el camino y que tropezamos continuamente, también sé que Dios nos ayuda, nos va perfeccionando y que nosotras debemos hacer lo que nos corresponde hacer.


Oremos, que sea cada día nuestro carácter más parecido al de nuestro Señor Jesucristo. Irreprensibles, fieles a nuestro esposo, hijos instruidos en la disciplina y amonestación del Señor, no soberbias ni iracundas, no codiciosas ni envidiosas, sino amables, hospedadoras, sobrias, elegantes en nuestro habla, justas, dueñas de sí mismas para ser ejemplo dentro y fuera de nuestro hogar.


Un día a la vez mujer, permitamos al dulce Espíritu Santo que moldee nuestro carácter (aunque duela) y nos permita ser más como Cristo.



En Su Gracia

KARLA.







1 comentario:

  1. Que bueno amada Karla, Muchísimasssssss bendiciones :-) :-) :-)

    ResponderEliminar

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips