lunes, 8 de mayo de 2017

VIVAMOS EL EVANGELIO {Tito 1}







Estoy estudiando desde hace un par de semanas el libro de Tito, es impactante como cada uno de los libros de la Biblia, pero este pequeñito libro (apenas tiene 46 versículos) deja una gran enseñanza en cuanto a las actitudes de los creyentes y los no creyentes y nos menciona las  instrucciones que deja a los lideres de las iglesias.


Pablo estaba lejos de Tito, le envía una carta para darle instrucciones en cuanto al pastorado,  Tito se encuentra en Creta, era un tiempo difícil para el cristianismo, años más tarde, Pablo sería decapitado y en sus últimos años se había encargado de dejar la enseñanza para la iglesia que seguiría después de su muerte.


Estando preso y sabiendo que en cualquier momento podía morir, Pablo escribe a los líderes cristianos como Tito y Timoteo acerca de cómo deberá conducirse la iglesia. En Tito vemos escritos:


·         Los requisitos para obispos y ancianos.
·         Cómo deberían conducirse siendo los líderes.
·         Qué debe reflejar su vida.
·         Cómo deben conducirse los creyentes.
·         Cuáles son las evidencias de los no creyentes.
·         Los deberes y doctrinas ministeriales.


Pablo estaba interesado en que la iglesia perdurara y fuera lo más sana posible, y nosotras que somos parte del cuerpo de Cristo, miembros de su iglesia, nuestra vida debe reflejar a Cristo. ¿Cómo impactamos al mundo que nos rodea?


Nuestro mundo está corrompido, vivimos en una época donde la inmoralidad sexual es más defendida que la vida de un bebé antes de nacer, una época donde es más indignante el maltrato animal que la prostitución infantil. Y como cristianos ¿qué estamos mostrando al mundo? O mejor dicho ¿estamos mostrando al mundo que en verdad nuestra vida es diferente por ser cristianos? Porque podríamos pasar desapercibidos por tener una vida similar a la de ellos.


¿Cómo podemos ser esa luz a los que nos rodean? Hace tiempo escribí un artículo que habla sobre la importancia que tiene el que evangelicemos a nuestros niños. Nuestros hijos son la iglesia de Cristo en el futuro, ¿qué formación estamos les estamos dando? ¿Somos un ejemplo a seguir como creyentes?


Pablo da la instrucción de cómo deben conducirse los ancianos y obispos:


esto es, si alguno es irreprensible, marido de una sola mujer, que tenga hijos creyentes, no acusados de disolución ni de rebeldía.  Porque el obispo debe ser irreprensible como administrador de Dios, no obstinado, no iracundo, no dado a la bebida, no pendenciero, no amante de ganancias deshonestas, sino hospitalario, amante de lo bueno, prudente, justo, santo, dueño de sí mismo, reteniendo la palabra fiel que es conforme a la enseñanza, para que sea capaz también de exhortar con sana doctrina y refutar a los que contradicen.

Tito 1:6-9



·         Irreprensible.
·         Marido de una sola mujer. (Fiel a su esposa)
·         Hijos sujetos, sin inmoralidad ni rebeldía.
·         No soberbio. (no egoísta)
·         No iracundo.
·         Sin vicios.
·         No amante del dinero fácil.
·         Hospedador.
·         Sobrios. (capaces de pensar seriamente y con claridad)
·         Justo, recto con los hombres; Santo, recto para con Dios y dueño de sí mismo, recto para consigo mismo.
·         Apegados a la Palabra Fiel.


Pablo da esa instrucción a los obispos y ancianos, a los líderes de las iglesias, a quienes comparten el evangelio de Cristo. Nosotras como mamás de hijos varones, estamos formando a quienes, en un futuro, si Dios quiere, ellos serán líderes de iglesias, ardua labor tenemos porque, la vida de un líder de la iglesia de Jesucristo, debe ser el reflejo de lo que es vivir en Cristo, un testimonio real de lo que hace en la vida de las personas.

Esto también nos da la enseñanza de estar alerta en cuanto a los líderes y pastores que seguimos, nos deja ver que aunque son personas con errores, deben mostrar el carácter de Cristo en su diario vivir. 


Más adelante nos habla también de los falsos maestros.


Porque hay muchos rebeldes, habladores vanos y engañadores, especialmente los de la circuncisión, a quienes es preciso tapar la boca, porque están trastornando familias enteras, enseñando, por ganancias deshonestas, cosas que no deben. Uno de ellos, su propio profeta, dijo: Los cretenses son siempre mentirosos, malas bestias, glotones ociosos.

Tito 1:10-12



Se preocupan por sí mismos y no por las personas por quien Cristo murió. Enseñando falsas doctrinas, no son sujetos a las autoridades y nosotras necesitamos estar alerta, con discernimiento para reconocerlos antes de que nos intenten seducir con sus enseñanzas.


Es necesario que vivamos el evangelio porque, aunque no tenemos cargo como ancianos u obispos en las iglesias, si mostramos el carácter de Cristo en nosotras porque el evangelio es quien nos cambió la vida, nos llevó a conocer a Cristo, el que nos ha conducido a la verdad y libertad. Debemos ser congruentes con lo que vivimos y predicamos, en casa tenemos quienes nos ven y siguen nuestro ejemplo, en nuestro vecindario también ¿qué evangelio estamos compartiendo? ¿de la manera que menciona Tito 1:6-9, o el de 1:10-12?


¿Qué evangelio le estamos presentando a nuestros hijos, a nuestros vecinos y a nuestros hermanos? Mostremos el evangelio que amamos y que nos ha dado ejemplo Cristo en:


·         Nuestro diario vivir.
·         En nuestra forma de hablar.
·         Nuestras relaciones interpersonales.
·         El amor al prójimo.
·         Perdón de ofensas.
·         No guardando rencor.
·         En lo que comemos.
·         En nuestra hospitalidad.
·         Nuestro matrimonio.
·         Liderazgo.
·         Maternidad.
·         Servicio.
·         Amor.
·         En nuestra identidad en Cristo.


Pero para ello, necesitamos vivir el evangelio.


Nosotras hemos sido limpiadas por medio de nuestro Señor Jesucristo, dice el capítulo 3:3 que  “Porque nosotros también en otro tiempo éramos necios, desobedientes, extraviados, esclavos de deleites y placeres diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles y odiándonos unos a otros.”


Pero por Gracia de Dios, nos va transformando día a día, Él nos ha dado una identidad en Cristo, una nueva vida, lee conmigo:


Por tanto, hemos sido sepultados con El por medio del bautismo para muerte, a fin de que como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida.


Romanos 6:4

Pues el amor de Cristo nos apremia, habiendo llegado a esta conclusión: que uno murió por todos, por consiguiente, todos murieron; y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos. De manera que nosotros de ahora en adelante ya no conocemos a nadie según la carne; aunque hemos conocido a Cristo según la carne, sin embargo, ahora ya no le conocemos así. De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas.
2 corintios 5:14-17



Vivamos el evangelio.


Seguiré compartiendo contigo mis devocionales y anotaciones acerca de lo que esté estudiando del hermoso libro de Tito.

En Su Gracia.

KARLA





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips