miércoles, 23 de agosto de 2017

Fe en Acción {Santiago 2:14-26}







Antes de compartir contigo el estudio del día de hoy, quiero disculparme por no haberlo enviado antes, estoy teniendo problemas con mi conexión a internet en casa y se me ha dificultado mucho el poder entrar y compartir tanto aquí en el Blog como en la página de Facebook. ¡Gracias por tu comprensión!


Había leído el libro de Santiago en varias ocasiones pero nunca me había detenido a estudiarlo versículo a versículo, esta es la primera vez y me tiene asombrada tanta sabiduría, pareciera que abarcó tantos temas en tan solo 5 capítulos y que nos sirven para nuestro caminar con Dios.


En esta ocasión nos detenemos en el capítulo 2:14-26 donde habla de la fe en el creyente. Por cierto, ¿Has notado cuantas veces se dirige a los lectores como “hermanos”? eso nos incluye a ti y a mí que hemos creído en el Señor Jesucristo y que vamos madurando en la fe en el Señor. Hemos procedido en arrepentimiento y fe en el Señor Jesucristo y nos ha dado la salvación, la salvación por fe únicamente.



¿De qué sirve, hermanos míos, si alguno dice que tiene fe,
pero no tiene obras? ¿Acaso puede esa fe salvarlo?

Santiago 2:14

Las obras no nos salvan, lo hemos aprendido en la Palabra con Pablo “por fe no por obras para que nadie se gloríe” Efesios 2:8-9 es la sola Fe en Cristo la que nos da la salvación, pero la fe que nos salvó nos lleva a hacer buenas obras. Es el amor de Cristo el que nos va transformando y es que si cuando éramos incrédulas practicábamos las buenas obras, ahora con el conocimiento de la Gracia de Cristo y con nuestros ojos puestos en Él, nuestras obras serán por un motivo diferente porque ahora hacemos lo que Cristo desea que hagamos.


La fe salvadora conduce a hacer buenas obras.


Si un hermano o una hermana no tienen ropa y carecen del sustento
 diario, y uno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos,
pero no les dais lo necesario para su cuerpo, ¿de qué sirve?

Santiago 2:15-16


Probablemente hayamos experimentado alguna necesidad y alguien más la suplió por Gracia de Dios, pero y cuando nosotras conocemos de alguien en necesidad ¿cerramos nuestros ojos y oídos? Podemos poner mil excusas y creer “por nosotras mismas” que ya hemos ayudado demasiado. Pero la fe que menciona Santiago, es una fe que va más allá, es una fe viva, una fe que actúa por amor a Cristo y a las personas por las que Él murió.


La fe salvadora nos transforma.

Dejamos de ver solo por nosotras, de buscar nuestro beneficio y comenzamos a ver por los demás, de ayudar al necesitado, a los huérfanos, a las viudas, a la iglesia por la que Cristo murió. Y con esto no quiere decir que vamos a ir por la vida dando a cada indigente que encontremos por la ciudad para demostrar que tenemos una fe activa, sino que, esa fe que nos ha salvado nos transforma y comenzamos a ver la necesidad de otros como si fuera nuestra propia necesidad.


Dios nos pone en el lugar adecuado para ayudar,
para dar al necesitado lo que le hace falta.
Atendamos su llamado.


Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos,
 y mayormente a los de la familia de la fe.”

Gálatas 6:10


La fe sin obras es una fe muerta (v. 18-20) ¿Cuántas veces hemos escuchado decir de alguien que tiene fe y cree en Dios, pero sus obras dicen lo contrario? Muchas. Santiago menciona que hasta los demonios creen en Dios, pero como no es una fe real en Él no produce en ellos jamás, buenas obras.


Abraham y Rahab ejemplos de la fe viva.

Santiago menciona a dos personajes que son conocidos en la lista de los que engalanan a los héroes de la fe en Hebreos 11, Abraham y Rahab. Ambos en su historia de vida nos muestran lo que es la fe viva, esa fe que cree por encima de todo, esa fe que apunta a Cristo en su totalidad.


         “La lección de Abraham es clara: si creemos en Dios, entonces haremos lo que Él nos diga que hagamos. La lección de Rahab también es clara: si creemos en Dios, entonces ayudaremos a Su pueblo, aún bajo nuestro propio costo.” – David Guzik



Mostramos nuestra fe por medio de nuestras obras

Examinémonos si estamos en la fe, como dijo Pablo en 2 Corintios 13:5 y actuemos de acuerdo a la fe que tenemos. Oremos que tengamos una fe viva para Gloria de Dios.


“Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe;
probaos a vosotros mismos.”

2 Corintios 13:5



En Su Gracia

K A R L A






PARA MEDITAR

Descarga las siguientes hojas que podrás imprimir
para agregarlo a tu diario devocional.





1 comentario:

  1. Hola querida hermana, una vez mas te doy las gracias por compartir estos devocionales, han sido de mucha bendición para mi vida, le doy gracias a Dios por tu vida y por darte esa sabiduría, y querer compartirla con todas tus lectoras, bendiciones!!!

    ResponderEliminar

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips