martes, 28 de noviembre de 2017

Tú sobrepasas a todas...









El día de hoy tocaremos el tema del matrimonio de la mujer virtuosa. Sé que muchas de nosotras anhelamos un matrimonio que esté lleno del amor de Dios, un matrimonio piadoso, que glorifique a Dios. Algunas lo tenemos y otras estamos en proceso de llegar a él, no desmayemos, no nos desanimemos, perseveremos hasta el final para que Dios sea Glorificado en nuestro matrimonio.


Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada;
Y su marido también la alaba:
Muchas mujeres hicieron el bien;
Mas tú sobrepasas a todas.

Proverbios 31:28-29


Todo un reto para nosotras ¿cierto? Vemos la vida de esta mujer y, bueno… su recompensa es increíble: Sus hijos la llaman bienaventurada y su marido la alaba.


Quizás tenemos un esposo que no es expresivo, quizás es un tanto tímido o en otros casos puede que no reconozca nuestra labor. No todas tenemos un esposo piadoso y que ame a Dios, algunas estamos en proceso de que ellos conozcan a Dios y le amen. Y en esos casos, es muy probable que no expresen cosas bellas hacia nosotras.


El esposo de la mujer virtuosa tenía muchas razones por las cuales alabarla, y seguramente tú y yo también tenemos razones por las cuales ser elogiadas públicamente.


La cosa aquí es que, cada hogar puede tener a la mejor mamá y a la mejor esposa. En cada hogar en el que se busca hacer la voluntad de Dios hay bendición. Cada mujer que busca y diligentemente trata de cumplir con su llamado Bíblico a la maternidad, es la mejor mamá o está en camino de hacerlo. De igual forma, cada mujer que pone manos a la obra y busca hacer de su hogar un pedacito de cielo, una mujer que busca dignificar a su varón y cumplir con su llamado divino, está siendo la mejor esposa para ese varón.


¿Qué con nosotras? ¿Estamos haciendo todo como para agradar a Dios y no a los hombres? ¿Estamos poniendo de nuestra parte para cumplir con ese llamado? ¿Estamos siendo la mejor esposa para nuestro esposo? ¿Superamos a todas a los ojos de nuestro esposo?


Seamos la mejor esposa para el varón que pasará el resto de su vida con nosotras. Si ellos son creyentes o no, si reconocen nuestra labor o no, si ellos nos alaban o no sigamos trabajando para agradar a Dios no a ellos; al final del día todo cuanto hagamos debemos hacerlo para la Gloria de Dios. Así que sigamos adelante un día a la vez.


No dejemos de depender de Dios, de buscar su rostro, de orar por nuestro matrimonio y nuestro esposo, de orar por las necesidades de cada uno y esperar en Dios que Él hará en nosotras su perfecta voluntad, Él cumplirá su propósito en nuestro matrimonio para Gloria de Su Nombre.


En Su Gracia

K A R L A



Artículos Anteriores de este estudio.





1 comentario:

  1. Si tu esposo se dice ya no te quiero estoy contigo por los niños Yo estoy buscando la forma de irme más sin embargo continúa en la casa me busca como esposa pero se lava las manos diciendo que ya me dijo lo que él siente... Cómo debo de comportarme entonces?

    ResponderEliminar

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips