Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

Guardando mi santidad

Imagen
…Dios no busca personas santas. Él santifica y usa a quienes le buscan.
“Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría,  justificación, santificación y redención”

1 Corintios 1:30


Jesucristo mismo nos ha dado la santificación por medio del sacrificio en la cruz, es una santidad que recibimos a través de la fe, el pastor Roberto Scataglini dice en su libro “El fuego de su Santidad”:

“Nos hacemos puros cuando nos arrojamos a los pies de Cristo y Él nos imparte Su santidad. La pureza no es la auto disciplina (aunque sí incluye auto disciplina), sino que es un milagro del cielo: somos cambiados cuando la mirada de Cristo se posa en nuestros ojos y corazones, y comienza a remover todo el pecado que haya allí. Jesucristo te impartirá más y más de Su pureza al mismo tiempo que recibes más y más de Él!


Por amor y por gracia de Dios somos santificados, nuestra alma, nuestro espíritu y nuestro cuerpo son hechos santos por medio de la sangre de Cristo, de nuestra …

Reedificando el Altar

Imagen
La oración es al cristiano como la respiración a cualquier humano ¿has tratado de contener la respiración? Es mucho más difícil aguantarse que respirar. Pasa lo mismo con la oración, es muy fácil dejar de orar, pero podría ser mortal el dejar de hacerlo porque dejaríamos de comunicarnos con Dios y por ende nuestro espíritu se “enfriaría” y dejaríamos de escuchar la voz de Dios.


Hoy en mi tiempo devocional, le decía a Dios que en ocasiones siento como si no fluyera como debería fluir en la oración; oro por otros, intercedo por mis amigos, la iglesia, el ministerio, familia, etc. Sin embargo no siento que eso me conecte al 100% con Dios, y creo saber por qué.


Por ejemplo; comparo mi relación con Dios con mi matrimonio, y he pensado  que puedo estar todo el día con mi esposo, puedo platicarle acerca de lo que hicieron los niños, le diría acerca de la enfermedad que aflige a nuestro familiar, tal vez le mencionaría que cada vez está peor la situación en el país y que me encantaría que todo …

¿Hasta cuándo?

Imagen
Cuando estamos en pruebas durante mucho tiempo podemos llegar a pensar que es demasiado por parte de Dios y que tal vez se ha olvidado de nosotras. Hoy quiero tocar este tema no sólo para nuestro matrimonio sino para diferentes áreas que vivimos día a día.

¿Cuánto tiempo tienes orando por una causa? ¿Has desfallecido en alguna? ¿Qué es eso que te hace llorar y que aún no ves la respuesta?


En tiempo de prueba experimentamos 3 tipos de oración:
Etapa 1: La oración de Fe. Es cuando sabes que Dios te dará la victoria y puedes recitar versículos llenos de fe, te sientes con fuerza para hacerle frente a la adversidad y la prueba recién comienza.

Etapa 2: La oración de súplica Oras tratando de conmover a Dios con tu oración, la fe comienza a menguar y puedes sentir que tu oración no llega al cielo, hay un leve descorazonamiento y tristeza por ver pasar el tiempo y no encontrar salida al laberinto.

Etapa 3: La oración desesperada ¿Hasta cuándo? Esta etapa es cuando ha pasado mucho tiempo y no ves la …

Hogar mi refugio seguro

Imagen
Desde que te casaste, ¿cuántas veces has dado gracias a Dios por tu matrimonio? Cuando todo marcha bien es más fácil ser agradecidos, pero tenemos que agradecer a Dios siempre, en lo bueno y en lo malo que suceda.


¿Cuántas veces oras por tu matrimonio? No por tu esposo, no por ti, sino por su unión.


Hagamos de la oración un estilode vida.

“Escucha, oh Jehová, mis palabras; considera mi gemir. Está atento a la voz de mi clamor, rey mío y Dios mío porque a ti oraréoh Jehová, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré delante de ti, y esperaré.”
Salmo 5:1-3



Porque a ti oraré…

Hagamos algo tú y yo... desde hoy antes de ir y contarle nuestro sentir a nuestra mejor amiga o a alguien en quien confiemos, vayamos directamente con Dios; seamos sinceras, nos pasa algo y corremos donde la amiga, o al teléfono; está bien, las amistades nos ayudan y nos hacen crecer, pero sería mejor si primero acudimos a nuestro Dios, dejemos cargas ante Él y seamos agradecidas.


Si vas con una amiga está bien, pero a m…