Palabrotas


Dicen los que saben, que las mujeres hablamos 20,000 palabras al día ¿te imaginas el poder que tenemos muchas veces sin control?

Nos han enseñado a cuidar lo que decimos, cuándo las decimos, dónde y cómo  las decimos y claro, podríamos pensar que es algo complicado eso de estar analizando antes de hablar.

La buena noticia es que aunque cuesta mucho trabajo el domar la lengua y podemos caer una y otra vez, Dios nos ha dado el dominio propio, con el cual si lo ejercitamos, podemos frenar esa necesidad de hablar sin pensar.

Nuestras palabras debieran ser dulces a los oídos de otros, aprendamos a controlar nuestra lengua que, aunque es difícil lo mejor será saber usar nuestra voz para bendecir.

Hoy me encuentro en Unidos Radio,  puedes leer el artículo que escribí acerca de las palabras directamente en:




Comentarios

  1. muy bueno el articulo Karlita, Dios te siga bendiciendo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias mi querida Jess! bendiciones para ti también!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Oremos por nuestro esposo {De la cabeza a los pies}

¿Matrimonio sin sexo?

12 formas de llegar al corazón de un hijo Rebelde

No soy la mujer maravilla