Eres Amada {Viaja Ligera}




¿Cuánto nos amará nuestro Dios que seguimos viviendo bajo su gracia?
Todos los días recibimos su amor. Hace unas semanas atrás celebramos navidad, una fecha en la que la gran mayoría experimenta amor, perdón y reconciliación.


Celebramos el nacimiento de Jesús y aunque no conocemos la fecha exacta de su nacimiento, es maravilloso que el mundo se detenga un día para celebrar el nacimiento de su salvador. Es una fecha en la que hasta quienes no creen en Jesús, lo disfruta y festeja también.


El caso es que, el portador del verdadero amor nació, hoy por hoy vivimos experimentando su amor.







Eres amada… tanto que Él nació, murió y resucitó por ti, por el perdón de tus pecados y para que gozaras de una vida plena aquí en la tierra y en la eternidad.

Eres amada… tanto que día a día tiene cuidado de ti.

Eres amada… Él te ha dado acceso al Padre.

Eres amada… tienes un propósito en la vida.

Eres amada… fuiste creada única.

Eres amada… Hoy sigue extendiendo su misericordia a tu vida.




El amor de Cristo Jesús…

Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.  
Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, 
ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, 
ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios,
que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Romanos 8:37-39



Podrá pasar mil cosas en tu vida y aún así Él te seguirá amando.


Eres amada por ser hija de Dios, no por lo que hagas, no por lo que seas en el mundo.
Eres amada desde antes de ser creada y ese amor es el que debe inundarte toda tu vida.


Eres amada mi amiga, eres amada no lo olvides nunca.


A partir de ahora, cada día que amanezca, recuerda que su amor te sostiene, su amor te guarda en todo momento, su amor perdona y es eterno. Mostremos ese mismo amor a otros.






Eres amada. Lee nuevamente el versículo devocional, memorízalo y créelo.



En Su Gracia


Karla







Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oremos por nuestro esposo {De la cabeza a los pies}

¿Matrimonio sin sexo?

12 formas de llegar al corazón de un hijo Rebelde

No soy la mujer maravilla