Entradas

Mostrando entradas de abril, 2016

Personas tóxicas

Imagen
Hace unos días compartí en la página de Facebook una imagen que muestra las características de las personas tóxicas.






Creo que es tiempo de dejar de promover el "comportamiento" de las personas tóxicas, ¿cuántas nos hemos alejado de personas a raíz de este tipo de publicaciones?  Muchas de ellas sólo pasan por momentos difíciles, crisis de identidad o dolor que no saben cómo canalizarlo; en lugar de promover el "alejarnos" de personas con esas características, promovamos la ayuda a ellas, el amor y carácter de Jesucristo para que de su mano, busquemos una solución juntas..

No sabemos si el día de mañana presentemos esos síntomas y nos dejen solas, en lugar de extendernos una mano de ayuda y un hombro de apoyo. Hablemos verdad, hablemos bendición, hablemos amor,  hablemos de Cristo.

"No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos." Gálatas 6:9

Estoy de acuerdo que el alejarnos de personas que no nos benefician, significa una …

Quien mucho adula, poco ama

Imagen
Qué bonito es cuando las personas con quienes tienes trato te halagan continuamente, sin embargo, no siempre esas palabras nos bendicen.

La lengua falsa atormenta al que ha lastimado,
Y la boca lisonjera hace resbalar.

Proverbios 26:28

Tal vez te suceda lo mismo, el día que recibimos más halagos es el día que nos sentimos en las nubes, todo es color de rosa; es como si todo lo que hacemos es correcto y caminamos sin percatarnos de la realidad. Tratamos de actuar así con quienes nos rodean, hablamos sólo cosas positivas y resaltamos lo bueno de los demás, esto no es del todo malo pues, una palabra de ánimo en el momento indicado es hermosa y nos ayuda a levantarnos.

Lo importante aquí es que debemos ser sabias para diferenciar cuando alguien nos está motivando o adulando, no es lo mismo. Si continuamente recibimos palabras que nos halaguen o adulen, no es sano para nosotras, nos puede llegar a cegar de la realidad. Por el contrario, cuando recibimos motivación eso nos invita a dar lo mejor …

El beso del adiós

Imagen
La rutina es parte de la vida de todo ser humano, no es que nos guste del todo pero es así. Tenemos un horario establecido para levantarnos, para desayunar, asear la casa, preparar los niños para el colegio, hacer el guisado, salir a trabajar, jugar con los niños, cena, tiempo con el esposo, etc.

Estoy tan acostumbrada a mi esposo que, los días que por alguna razón no está en casa a  la hora de comer o tiene que salir de viaje, mi horario se distorsiona un poco y me descontrolo hasta en la hora para dormir. Me he dado cuenta de algo que sucede no solo en mi familia sino, en la de muchas mujeres más.

Las mañanas son prácticamente de hacer lo mismo día tras día, preparar hijos, desayunar, beso al esposo de despedida, dejar a los niños en el colegio, beso a cada uno y de regreso al hogar o al trabajo si acaso lo tienes.


¿Qué pasaría si fuese el último beso que damos a ellos?

Estamos tan acostumbradas a despertar cada día, orar  a Dios y hacer nuestras cosas diarias que, no nos detenemos a pe…

Perdono y olvido

Imagen
¿Has escuchado el dicho que dice: “Perdono pero no olvido”?  La verdad es que yo crecí escuchando eso, las personas hablan de perdón pero en realidad no lo entienden hasta que tienen un encuentro verdadero con Dios, porque recién ahí es cuando experimentamos y conocemos lo que es el perdón.

¿Qué es en realidad el perdón?

Dejar ir, soltar a la persona que nos hirió, darle la oportunidad de irse sin rencores, es como cancelar una deuda sin recibir pago a cambio, es tal cuál Dios a través de Cristo ha hecho con nosotros. (Colosenses 2:12-16)


En este devocional queremos experimentar una sanidad interior y una restauración, pero sería muy difícil lograrlo si acaso no hemos entendido y practicado el perdón, hoy deseo compartir contigo algunas de las cosas que hicimos como pareja para experimentar un verdadero arrepentimiento, lo que nos llevó a otorgar el perdón y sobre todo a pedirlo en el momento necesario.







El perdón entonces es dejar ir la ofensa, pero ¿qué pasa si ya perdoné pero me acuerdo…