Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016

38 años... por Su Gracia

Imagen
Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado
para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecadossegún las riquezas de su gracia,  que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,
Efesios 1:3-8

Hoy cumplo 38 años, casi llego al “cuarto escalón” y viendo en retrospectiva, nunca me di cuenta del tiempo que ha pasado desde que entregué mi vida a Cristo, y de todo lo que ha pasado desde ese entonces.
No cabe duda que la vida puede ser muy dura, pero en Cristo tenemos esperanza. 38 años que Dios me ha permitido vivir, con errores tremendos, con debilidades…

Las madres también necesitan teología

Imagen
¿Qué es lo primero que piensas cuando escuchas la palabra teología? ¿Piensas en palabras impronunciables, en libros antiguos cubiertos de polvo, o tal vez en sermones largos? Si tuvieses que escoger entre estudiar teología y leer un libro de consejos prácticos para la vida diaria, ¿qué elegirías?


Para muchas madres como nosotras, la sola idea de estudiar teología parece estar más allá de lo que podemos manejar en nuestra vida diaria. Quizá pensemos: "En esta etapa de mi vida, no puedo aprender teología. Estoy sobrepasada por las tareas diarias de la maternidad, que consumen todo mi tiempo". Tal vez pensemos que podemos hacer mejor uso del tiempo leyendo sobre formas de ayudar a nuestro hijo a dormir, o sobre las mejores opciones nutricionales para nuestro hijo en crecimiento, o sobre cómo evitar que nuestro hijo en edad preescolar tenga una rabieta en medio de la fila de la caja del supermercado.


Pero lo cierto es que necesitamos teología desesperadamente para todas las tareas …

Habla Señor que tu siervo escucha

Imagen
Hoy quiero platicarte la historia del llamamiento del joven Samuel al servicio de Dios. Recordarás que este joven fue el resultado de una oración contestada a su madre Ana. Él fue dedicado al servicio de Dios por su madre desde antes de estar embarazada; y creció bajo la tutela del sacerdote Elí.

El joven Samuel ministraba a Jehová en presencia de Elí;  y la palabra de Jehová escaseaba en aquellos días; no había visión con frecuencia.
1 Samuel 3:1


El estado espiritual del pueblo de Israel no era alentador. La Palabra de Dios escaseaba en aquellos días, pues Dios no se estaba revelando a su pueblo.

Tenemos en nuestras manos la palabra profética más segura: La Biblia. Pero tal parece que en estos últimos tiempos no se está predicando el mensaje real, el evangelio verdadero. Es raro encontrar o escuchar mensajes que nos lleven al arrepentimiento, mensajes que confronten el pecado y nos guíen a buscar el perdón de ellos.

Escasean los mensajes Bíblicos que hablen del infierno, del juicio final, …

Los errores de un padre

Imagen
En mi tiempo devocional estoy estudiando el libro de 1 Samuel; me he detenido en el capítulo 2 durante varios días porque habla acerca del sacerdote Eli, un varón que no tomó buenas decisiones con respecto a sus hijos. Tengo 3 varones en pleno crecimiento, uno de ellos está por entrar a la adolescencia y todo lo que tenga que ver con él, para encaminarlo en el conocimiento de Dios es de suma importancia para mí.


Elí no es el mejor ejemplo a seguir como padre, tuvo errores en cuanto a su paternidad y gracias a Dios porque de su vida aprendemos a no cometer los mismos errores.


Los hijos de Elí eran hombres impíos, y no tenían conocimiento de Jehová.
1 Samuel 2:12


En hebreo les llama “los hijos de Belial” Belial era un dios pagano, la frase hijos de Belial hace referencia a que eran hombres malvados. Es una historia interesante e importante que nos enseña que no por ser cristianos y tener un servicio a Dios, nuestros hijos son creyentes y amantes de Dios.


Los hijos de Elí eran malvados, pero …