Orando por el Varón - Serie de oración







“Pero Dios quitó a Saúl y lo reemplazó con David, un hombre de quien Dios dijo:
 “He encontrado en David, hijo de Isaí, a un hombre conforme a mi propio corazón;
Él hará todo lo que yo quiero que haga.”

Hechos 13:22 NTV


Como esposa que soy, anhelo que algún día nuestro Dios diga esas hermosas palabras a mi esposo; aunque yo vea más virtudes que defectos en mi esposo, reconozco que obviamente no es perfecto y que hay muchas áreas en las cuales puede mejorar con ayuda de Dios. Pero, aunque Dios en su omnisciencia conoce a detalle la vida, costumbres, ánimo, carácter, errores, y todo de mi esposo, seguirá igual de no ser porque él reconozca que ha fallado a Dios y que indudablemente necesita de su ayuda para cambiar.


 Es muy gratificante cuando Dios los ilumina y les hace saber que aún en su naturaleza de hombre hay oportunidad para ser mucho mejores. 


Este escrito nace de la inquietud de mujeres pidiendo a gritos ayuda por su esposo y su matrimonio, muchas mujeres han intentado de todo con la sola intención de recuperar al hombre con el que se casaron y/o buscan reconstruir un matrimonio que fue fracturado por diversas razones, tales como adulterio, pobreza, falta de perdón, familiares que se entrometen, libertinaje, etc.   Hemos encontrado respuesta a las oraciones; en lo personal creo firmemente que Dios escucha el clamor de las personas y las fortalece cuando le entregamos el corazón. 


Es por eso que quise compartir con cada mujer que desee acercarse más a Dios en oración y pedir por su esposo esta guía, donde durante 30 días estaremos orando por un área específica cada día; la oración no es magia, no es algo que hace que sucedan cambios repentinos de un minuto a otro, que claro que Dios lo puede hacer y no dudo que lo haya hecho con alguien, pero en caso de no ver la respuesta inmediata a nuestra oración, no desmayemos porque las oraciones no tienen fecha de caducidad y creo que el tiempo que tarda Dios en dar su respuesta está trabajando en nuestro carácter y obviamente en el de nuestro esposo, lo cual es bueno porque Dios está cuidando de nosotros. 


“Cercano está Jehová a todos los que le invocan,
a todos los que le invocan de veras.”

Salmo 145:18



Nos leemos todos los días a partir del día lunes 13 de Marzo, comparte e invita a más mujeres a este tiempo de oración. Dios te bendiga y guarde, un abrazo.



En Su Gracia
Karla






No olvides suscribirte al blog para que recibas directamente en tu correo electrónico, todos los artículos que sean publicados.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Oremos por nuestro esposo {De la cabeza a los pies}

¿Matrimonio sin sexo?

12 formas de llegar al corazón de un hijo Rebelde

No soy la mujer maravilla