Gratitud {Colosenses 3:17}








Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús,
 dando gracias a Dios Padre por medio de él.

Colosenses 3:17

¿Damos gracias a Dios en todo y por todo? La falta de gratitud es una característica de los incrédulos.

Nuestra vida, desde el momento que entendemos que Dios merece la Gloria por todo, comienza a tener una perspectiva nueva, diferente, una que apunta a Dios y a lo eterno.

¿Recuerdas el día que rendiste tu vida a Dios y recibiste a Cristo como tu único y suficiente Salvador? Puedo casi asegurar que no dejabas de agradecer por Su Bondad, porque te rescató y te dio vida nueva, una vida eterna. Comenzaste a ser más agradecida con Él o con un entendimiento más claro acerca de lo que hace y por ello, tu gratitud era con más devoción. ¿Cierto?

¿Sigue siendo así? ¿Cuántas veces al día nos vemos o escuchamos agradeciendo a Dios? ¿Aún conservamos esa actitud de maravillarnos delante de Dios por su obra en nosotras y en otros? ¿Agradecemos a Dios aún por los pequeños detalles?

Cuando aprendemos a ser agradecidas, dejamos de ser apáticas, la amargura y sus efectos devastadores a través de la lengua van menguando. ¡oh, que nuestros labios profesen bondad, dulzura, mansedumbre, sin queja y llena de gratitud!

¡Ayúdanos amado Dios a que nuestra vida sea de continua gratitud a ti!

Diario de Gratitud
El día de hoy pidamos a Dios que nos muestre por medio de su dulce Espíritu si es que hemos dejado de ser agradecidas, si nuestro corazón ha abrigado tristeza, descontento y que quizás haya provocado amargura. Que Dios nos ayude a enfocarnos en Él para desechar todo eso que nos daña y vivamos agradecidas.

Escribamos en nuestro diario de gratitud todo aquello por lo que hemos dejado de dar gracias, y comencemos a hacerlo.

¡Vivamos en gratitud permanente!


En Su Gracia.

K A R L A








No olvides que el próximo lunes 08 de enero en punto de las 10:00 a.m., estaremos transmitiendo en vivo desde SaberSinFin.com tu programa: Caminemos Juntas.

¡Será un honor que nos escuches y veas! ¡Te esperamos!




Comentarios

Entradas populares de este blog

Oremos por nuestro esposo {De la cabeza a los pies}

¿Matrimonio sin sexo?

12 formas de llegar al corazón de un hijo Rebelde

No soy la mujer maravilla