Gratitud {Juan 14:1,27}









No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da.
No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

Juan 14:1,27



La gran mayoría de las personas buscan la paz, ya sea en el mundo, la paz interior, la paz con los enemigos… pero la paz de Dios es la que llena y cubre todo en nosotras.


Leyendo el Evangelio de Juan capítulo 14, podemos ver que en dos ocasiones menciona “no se turbe vuestro corazón” y meditando en ello, creo que podemos aplicarlo en lo siguiente


…no se turbe mi corazón, porque Jesús está conmigo hasta el fin del mundo

…no se turbe mi corazón, porque el hijo de Dios cuida de mí.

…no se turbe mi corazón, porque Él es mi mejor maestro.

…no se turbe mi corazón, porque Él ha ganado mi alma.

…no se turbe mi corazón, porque Él es mi sanador.

…no se turbe mi corazón, porque Él dio su vida por mí y sacia la mía.

…no se turbe mi corazón, porque Él me da agua de vida.

…no se turbe mi corazón, porque Él me defiende.

…no se turbe mi corazón, porque Él es quien alumbra mi vida, mi caminar.

…no se turbe mi corazón, porque Él es mi buen pastor, su vida dio por mí.

…no se turbe mi corazón, porque me da vida abundante, aquí y en la eternidad.

…no se turbe mi corazón, porque Él es el Rey y está conmigo.

…no se turbe mi corazón, porque el mejor ejemplo de servicio lo tengo de Él.

…no se turbe mi corazón, porque Él estará conmigo todos los días hasta el fin del mundo.


¿Por qué habríamos de temer? ¿De angustiarnos? Él se llevó todo eso para que tú y yo podamos disfrutar de la abundante vida que Dios nos da, a través de su diseño divino. Demos gracias a Dios por esa paz y seguridad que tenemos de que nuestra vida está escondida en Él.


Cada problema tiene solución en Él, si bien no es la manera que esperábamos no quiere decir que no tenga cuidado de nosotras, al contrario; en su sabiduría nos da lo mejor, siempre. Es tiempo de dejar todo en sus manos, de reconocer que en nuestras fuerzas y por nuestros propios medios no podemos solucionarlo todo. Jesús está siempre disponible para hablar con Él, para poder dirigirnos en su nombre en oración a nuestro Padre Celestial. Hoy dejemos que Él nos consuele y sane.


Él nos consuela, es el mejor sanando corazones quebrantados.


Diario de Gratitud.

Hoye escribamos en nuestro diario lo que deseamos aprender más acerca de Él y de su carácter, oremos para que cada día nos parezcamos más a Él y podamos disfrutar de las maravillas que vienen a través de su amor.


Dios contigo, mujer.





En Su Gracia.

K A R L A



Gracias a Dios se nos ha dado la oportunidad de compartir temas que te interesan a ti y a mi desde una perspectiva bíblica, todos los lunes en vivo a través de Sabersinfin.com, no olvides sintonizarnos en punto de las 10:00 a.m.

Damos gracias al Señor por su Bondad y por permitirnos hablar de su Palabra en radio y por internet en su programa Caminemos Juntas. Te pido nos apoyes en oración y nos acompañes pues estaremos hablando de:




¡Te esperamos!


Comentarios

Entradas populares de este blog

Oremos por nuestro esposo {De la cabeza a los pies}

12 formas de llegar al corazón de un hijo Rebelde

¿Matrimonio sin sexo?

No soy la mujer maravilla