Gratitud {Salmo 56:3}







El día en que temo,
Yo en Ti confío.

Salmo 56:3

Se nos hace muy sencillo agradecer a Dios los días que todo sale bien, los días en los que pareciera que la fortuna nos ha sonreído, pero los días en los que atravesamos fosos, ríos, los días en los que sentimos una nube densa sobre nosotras y que nadie más percibe, esos días nos es tan complicado dar gracias a Dios.


En el Salmo 56, David registra su temor, su angustia mientras huía del rey Saúl y fingió estar loco. Estaba desesperado. Nosotras como David, podemos estar días en profunda angustia, donde no sabemos lo que será de nosotras, pero no olvidemos que Dios es soberano, todo cuanto acontece en nuestra vida ha sido cuidadosamente decretado por nuestro Padre y todo ayuda a nuestro bien sin que por el momento quizá entendamos.


Si, hay momentos en los que pareciera que no hay salida ni vemos la luz al final del túnel, no olvidemos que Dios está con nosotras, a nuestro lado y veamos con calma lo que está sucediendo en nuestra vida. Vamos a hacer un alto en medio de nuestras circunstancias y miremos detenidamente qué es lo que está haciendo Dios, demos gracias a Dios aunque nos sea difícil hacerlo, todo lo que está aconteciendo en nuestra vida hoy está ayudando a que cumplamos el propósito que tiene Dios para nuestra vida y que es: Ser más como Cristo.


Todo ayuda a bien a quienes amamos a Dios, demos gracias por ello y porque en Él podemos confiar de que al final, Él terminará su obra en nosotras.


Diario de Gratitud.
Hoy tomemos el tiempo para leer los motivos de gratitud que escribimos en nuestro diario y demos más gracias por lo que Dios nos ha permitido conocer, por darnos la oportunidad de ya no ver las cosas de manera horizontal sino, con mira a la eternidad. Dios es bueno, alábale hermana.







En Su Gracia.

K A R L A


Gracias a Dios se nos ha dado la oportunidad de compartir temas que te interesan a ti y a mi desde una perspectiva bíblica, todos los lunes en vivo a través de Sabersinfin.com, no olvides sintonizarnos en punto de las 10:00 a.m.

Damos gracias al Señor por su Bondad y por permitirnos hablar de su Palabra en radio y por internet en su programa Caminemos Juntas. Te pido nos apoyes en oración y nos acompañes pues estaremos hablando de:






¡Te esperamos!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oremos por nuestro esposo {De la cabeza a los pies}

¿Matrimonio sin sexo?

12 formas de llegar al corazón de un hijo Rebelde

No soy la mujer maravilla