Gratitud {Salmos 119:107}








Afligido estoy en gran manera;
Vivifícame, oh Jehová, conforme a tu palabra.

Salmos 119:107


Demos gracias a Dios por todo, es la instrucción que de Pablo obtenemos (1 Tes. 5:18) y ¿hemos de ser agradecidas en las aflicciones también? Si.


Cuando Cristo se refería a las aflicciones dijo: Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tenéis tribulación; pero confiad, yo he vencido al mundo”. (Juan 16:33)


Se nos advirtió que tendríamos aflicciones, ¡gracias a Dios porque no nos dejó sin saberlo! Pero el motivo de gratitud no son las aflicciones en sí, si no la respuesta que obtenemos al pasarlas.


Siendo hijas de Dios, al pasar aflicciones volteamos a buscar el rostro de nuestro Señor con la confianza de que Él nos escucha, tiene cuidado de nosotras y que nos da de su paz.


Leemos su Palabra y nuestra alma es vivificada, se reanima. Es importante recordad que todos los días debemos predicarnos el Evangelio ¿Cómo hacerlo? Recordando, hablándonos a nosotras mismas las promesas de Dios para nosotras, recordar todo lo que ha hecho nuestro Dios por ti y por mí, recordar lo que Cristo ha hecho en la cruz para que el día de hoy estemos confiadas en que tenemos un Padre que nos ama, que nos sustenta, que tiene cuidado de nosotras.


Diario de Gratitud.

Es bueno recordar todo lo que ha hecho el Señor por nosotras, escribamos en nuestro diario de gratitud, las promesas que hemos recibido de Dios y que tengamos presente. ¡Demos gracias a Dios por su bondad!


En Su Gracia.

K A R L A






No olvides que el próximo lunes 15 de enero en punto de las 10:00 a.m., estaremos transmitiendo en vivo desde SaberSinFin.com tu programa: Caminemos Juntas.


¡Acompáñanos porque estaremos hablando de la IRA! ¡Te esperamos!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oremos por nuestro esposo {De la cabeza a los pies}

12 formas de llegar al corazón de un hijo Rebelde

¿Matrimonio sin sexo?

No soy la mujer maravilla