Amor en la sujeción



Hablemos de la sumisión en el matrimonio. Hay una idea errónea en cuanto a la sumisión de la mujer, se ha dado mal uso a la Palabra aun dentro de la misma iglesia. Presentan la sumisión como sinónimo de desprecio, desvalorización y esclavitud de la mujer, y no es así.
Cultiven entre ustedes la mutua sumisión, en el temor de Dios. (Efesios 5:21)
Para empezar, como miembros del cuerpo de Cristo tenemos que estar sujetos a Dios, porque Él es mayor que todo, es el líder y el que sabe cómo dirigirnos. Estamos bajo su mando y le obedecemos por amor. Estar en mutua sumisión es decir: Ninguno trate de controlar al otro.
Anhelo y oro que al leer conmigo esta porción de la Escritura y al compartir contigo este devocional, nuestro dulce Dios hable a ti de la manera tierna con que me ayudó a entender el mensaje.
Hoy te escribo desde LifeWay Mujeres, para continuar leyendo acerca de este importante tema, solo da clic aquí.

Dios te bendiga.

En Su Gracia
KARLA

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oremos por nuestro esposo {De la cabeza a los pies}

12 formas de llegar al corazón de un hijo Rebelde

¿Matrimonio sin sexo?

No soy la mujer maravilla