Dios con Nosotros





Dios con nosotros... Pareciera que es un cliché de navidad... Pero es toda una verdad, una realidad.

Dios con nosotros.

Es la más bella historia que ha sido contada a través de las generaciones, por centenares de años.

Desde la caída del hombre en el Edén se les dio a conocer de ese maravilloso redentor. Porque por nosotros mismos no seríamos ni somos capaces de salvarnos. Era necesario un sacrificio de alguien perfecto, sin mancha, sin pecado, sin defecto.

Y se anunció… ¡Él vendrá! ¡Él nacerá en esa pequeña ciudad!

Pero tú, Belén Efrata, aunque eres pequeña entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que ha de ser gobernante en Israel. Y sus orígenes son desde tiempos antiguos, desde los días de la eternidad.
Miqueas 5:2

Pequeña gran ciudad que recibió a Cristo el Salvador.

Sus cielos vieron al niño nacer, su tierra sintió sus pies, sus habitantes lo vieron crecer.

Nació, un día nació el que a la muerte venció.

Vino a este mundo, vivió con su creación, mostró el amor que lo caracterizó como hijo de Dios, nos mostró que la vida lejos de Él nada puede ser.

Cristo rey nació.

Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.
Isaías 9:6

Dios nos dio a su Hijo para reconciliarnos con Él.

Un día nació el que nos libertó.

Un día vino, otro murió y a los 3 días resucitó.

Ese mismo Dios que ascendió a los cielos un día volverá por los que en Él hemos creído, así que hoy celebremos que nació para salvar a quienes estábamos muertos.

Él Nació, murió, resucitó y volverá por su pueblo.

¡Celebremos su natividad, celebremos la libertad que por Él hoy tenemos!


En Su Gracia
K A R L A

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oremos por nuestro esposo {De la cabeza a los pies}

¿Matrimonio sin sexo?

12 formas de llegar al corazón de un hijo Rebelde

No soy la mujer maravilla