viernes, 19 de enero de 2018

Gratitud {Juan 14:1,27}









No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da.
No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

Juan 14:1,27



La gran mayoría de las personas buscan la paz, ya sea en el mundo, la paz interior, la paz con los enemigos… pero la paz de Dios es la que llena y cubre todo en nosotras.


Leyendo el Evangelio de Juan capítulo 14, podemos ver que en dos ocasiones menciona “no se turbe vuestro corazón” y meditando en ello, creo que podemos aplicarlo en lo siguiente


…no se turbe mi corazón, porque Jesús está conmigo hasta el fin del mundo

…no se turbe mi corazón, porque el hijo de Dios cuida de mí.

…no se turbe mi corazón, porque Él es mi mejor maestro.

…no se turbe mi corazón, porque Él ha ganado mi alma.

…no se turbe mi corazón, porque Él es mi sanador.

…no se turbe mi corazón, porque Él dio su vida por mí y sacia la mía.

…no se turbe mi corazón, porque Él me da agua de vida.

…no se turbe mi corazón, porque Él me defiende.

…no se turbe mi corazón, porque Él es quien alumbra mi vida, mi caminar.

…no se turbe mi corazón, porque Él es mi buen pastor, su vida dio por mí.

…no se turbe mi corazón, porque me da vida abundante, aquí y en la eternidad.

…no se turbe mi corazón, porque Él es el Rey y está conmigo.

…no se turbe mi corazón, porque el mejor ejemplo de servicio lo tengo de Él.

…no se turbe mi corazón, porque Él estará conmigo todos los días hasta el fin del mundo.


¿Por qué habríamos de temer? ¿De angustiarnos? Él se llevó todo eso para que tú y yo podamos disfrutar de la abundante vida que Dios nos da, a través de su diseño divino. Demos gracias a Dios por esa paz y seguridad que tenemos de que nuestra vida está escondida en Él.


Cada problema tiene solución en Él, si bien no es la manera que esperábamos no quiere decir que no tenga cuidado de nosotras, al contrario; en su sabiduría nos da lo mejor, siempre. Es tiempo de dejar todo en sus manos, de reconocer que en nuestras fuerzas y por nuestros propios medios no podemos solucionarlo todo. Jesús está siempre disponible para hablar con Él, para poder dirigirnos en su nombre en oración a nuestro Padre Celestial. Hoy dejemos que Él nos consuele y sane.


Él nos consuela, es el mejor sanando corazones quebrantados.


Diario de Gratitud.

Hoye escribamos en nuestro diario lo que deseamos aprender más acerca de Él y de su carácter, oremos para que cada día nos parezcamos más a Él y podamos disfrutar de las maravillas que vienen a través de su amor.


Dios contigo, mujer.





En Su Gracia.

K A R L A



Gracias a Dios se nos ha dado la oportunidad de compartir temas que te interesan a ti y a mi desde una perspectiva bíblica, todos los lunes en vivo a través de Sabersinfin.com, no olvides sintonizarnos en punto de las 10:00 a.m.

Damos gracias al Señor por su Bondad y por permitirnos hablar de su Palabra en radio y por internet en su programa Caminemos Juntas. Te pido nos apoyes en oración y nos acompañes pues estaremos hablando de:




¡Te esperamos!


jueves, 18 de enero de 2018

Gratitud {Salmo 56:3}







El día en que temo,
Yo en Ti confío.

Salmo 56:3

Se nos hace muy sencillo agradecer a Dios los días que todo sale bien, los días en los que pareciera que la fortuna nos ha sonreído, pero los días en los que atravesamos fosos, ríos, los días en los que sentimos una nube densa sobre nosotras y que nadie más percibe, esos días nos es tan complicado dar gracias a Dios.


En el Salmo 56, David registra su temor, su angustia mientras huía del rey Saúl y fingió estar loco. Estaba desesperado. Nosotras como David, podemos estar días en profunda angustia, donde no sabemos lo que será de nosotras, pero no olvidemos que Dios es soberano, todo cuanto acontece en nuestra vida ha sido cuidadosamente decretado por nuestro Padre y todo ayuda a nuestro bien sin que por el momento quizá entendamos.


Si, hay momentos en los que pareciera que no hay salida ni vemos la luz al final del túnel, no olvidemos que Dios está con nosotras, a nuestro lado y veamos con calma lo que está sucediendo en nuestra vida. Vamos a hacer un alto en medio de nuestras circunstancias y miremos detenidamente qué es lo que está haciendo Dios, demos gracias a Dios aunque nos sea difícil hacerlo, todo lo que está aconteciendo en nuestra vida hoy está ayudando a que cumplamos el propósito que tiene Dios para nuestra vida y que es: Ser más como Cristo.


Todo ayuda a bien a quienes amamos a Dios, demos gracias por ello y porque en Él podemos confiar de que al final, Él terminará su obra en nosotras.


Diario de Gratitud.
Hoy tomemos el tiempo para leer los motivos de gratitud que escribimos en nuestro diario y demos más gracias por lo que Dios nos ha permitido conocer, por darnos la oportunidad de ya no ver las cosas de manera horizontal sino, con mira a la eternidad. Dios es bueno, alábale hermana.







En Su Gracia.

K A R L A


Gracias a Dios se nos ha dado la oportunidad de compartir temas que te interesan a ti y a mi desde una perspectiva bíblica, todos los lunes en vivo a través de Sabersinfin.com, no olvides sintonizarnos en punto de las 10:00 a.m.

Damos gracias al Señor por su Bondad y por permitirnos hablar de su Palabra en radio y por internet en su programa Caminemos Juntas. Te pido nos apoyes en oración y nos acompañes pues estaremos hablando de:






¡Te esperamos!

miércoles, 17 de enero de 2018

Gratitud {Proverbios 30:8-9}








Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni riquezas;
Manténme del pan necesario;
No sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová?
O que siendo pobre, hurte,
Y blasfeme el nombre de mi Dios.

Proverbios 30:8-9

Increíble leer que un  hombre sabio como Agur, pedía a Dios que no le diera pobreza ni riqueza, sino solo lo necesario.

En estos días en los que vemos más materialismo que antes, es común escuchar oraciones que piden provisión abundante de parte de Dios; hay campañas evangelísticas que buscan ser bendecidos materialmente de parte de Dios. Pero la Palabra de Dios nos enseña que eso no es la felicidad, ni tampoco el plan de Dios.

Cuando leo este proverbio, leo tanta sabiduría en él, tanta humildad y un deseo genuino de recibir de Dios lo que Él quiera darnos, así como reconocer que el corazón, nuestro corazón puede desviarse del camino divino por causa de lo material.

Si tenemos poco, podemos pecar robando, renegando de Dios, insatisfechos con Él. Si tenemos en abundancia podemos pecar de olvidarnos de Él, de volcar nuestro corazón y vida en busca de más y más riquezas y creer que nos merecemos todo y que no necesitamos de nadie, incluso de Dios.

Que nuestra oración sea como la de Agur y la de Pablo cuando dijo: “Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” (Filipenses 4:12-13)

Demos gracias a Dios por su provisión, porque si tiene cuidado de los pajarillos y de las flores, tendrá cuidado de nosotras sus hijas. Su provisión es más que suficiente, oremos dando gracias por lo que nos ha dado y confiemos en que su sustento estará en nuestro hogar de acuerdo a su soberana voluntad.




Diario de Gratitud.
Te animo a escribir una oración de gratitud por la provisión diaria. Si deseas, escribe tus necesidades y ponlas en manos de Dios, Él que conoce tu corazón y tus deseos obrará de acuerdo a su buena, agradable y perfecta voluntad.

En Su Gracia.

K A R L A





El día lunes transmitimos en vivo desde SaberSinFin.com tu programa: Caminemos Juntas. Hablamos acerca de la ira y sus consecuencias. ¡Acompáñanos! 

Si no tuviste tiempo de verlo en vivo sigue disponible en Facebook y en las diferentes redes sociales de Sabersinfin.com aquí te dejo el video directo de Facebok. ¡un abrazo!




martes, 16 de enero de 2018

Gratitud {Salmo 116:1-2}









Amo a Jehová, pues ha oído
    Mi voz y mis súplicas;
Porque ha inclinado a mí su oído;
Por tanto, le invocaré en todos mis días.

Salmo 116:1-2


Una de las más hermosas bendiciones que tenemos como hijas de Dios, es que podemos acercarnos a Él a hablarle de todo cuanto nos pasa. No porque Él no lo sepa, sino porque realmente se interesa en nosotras y en nuestra vida.


Esos días de gran lucha en nuestra vida, los días con ansiedad, los días en los que queremos huir de todo y todos, esos días Dios también está con nosotras. Quizá te suceda lo mismo que a mí en los días grises, llegamos a pensar que nadie está ahí para escucharnos, quizá haya personas que nos dicen que todo estará bien o que si necesitamos de apoyo ellos nos apoyarán, y puede que lo hagan, pero nuestra alma necesita más y lo sabemos.


Nuestro amado Dios está siempre presente en nuestra vida, dice su Palabra que, aunque huyamos de su presencia, aunque subamos a los cielos, aunque nos escondamos en la noche, Él está ahí, su presencia está en nuestra vida. (Salmo 139) ¿Quién mejor que nuestro creador para escucharnos? Él que conoce todo de nosotros, aún nos ama con amor eterno.


Demos gracias a Dios porque nos escucha, porque siempre tiene tiempo para nosotras, escucha nuestras súplicas, nuestro sentir, nuestros secretos mejor guardados, Él nos escucha.


Te amamos Padre Eterno, gracias porque puedo acercarme confiadamente al trono de la Gracia y puedo hablar contigo y desbordar mi corazón en tu presencia, Gracias amado Dios.


Diario de Gratitud.

Que nuestro cuaderno hoy esté lleno de alabanza y gratitud a Dios porque nos escucha. Si deseas anota en él lo que esté quitando tu paz en este momento, desahógate con tu Padre y recibe su descanso.


En Su Gracia

KARLA




El día de ayer transmitimos en vivo desde SaberSinFin.com tu programa: Caminemos Juntas. Hablamos acerca de la ira y sus consecuencias. ¡Acompáñanos! 

Si no tuviste tiempo de verlo en vivo sigue disponible en Facebook y en las diferentes redes sociales de Sabersinfin.com aquí te dejo el video directo de Facebok. ¡un abrazo!



lunes, 15 de enero de 2018

Gratitud {Josué 24:15}







…pero yo y mi casa serviremos a Jehová.
Josué 24:15

¿Cuán agradecida estamos con Dios por que nos eligió desde antes de la fundación del mundo para ser sus hijas?


¿Sabes? Quizás seamos de la tercera o cuarta generación de cristianos, o muy probablemente seamos la primera de nuestra familia que es creyente. Con todo ello qué agradecidas debemos estar porque se nos ha dado esa oportunidad de creerle, de reconocer nuestros pecados, arrepentirnos y proceder en fe en nuestro Señor Jesucristo.


Si somos la primera generación en nuestra familia en servir a Dios, demos muchas gracias a Dios porque ahora somos parte de su familia y tenemos la oportunidad de compartirle a los nuestros acerca de la salvación en Cristo Jesús.


Que nuestra oración sea de gratitud a Dios por la oportunidad de servirle, de dejar todas las filosofías, las creencias erróneas, la idolatría y todo aquello que no le glorifica, y poder servirle a Él con todo nuestro corazón.


Puedo asegurar que tu oración es la misma que la declaración de Josué al dirigirte a Dios, “Señor, permite que yo y mi casa te sirvamos, que dejemos atrás esas prácticas que me alejaban de ti, que mi familia pueda ver tu grandeza, tu poder y el sacrificio de tu Hijo Jesucristo los lleve a arrepentirse de sus pecados y confiar en ti para salvación de su alma. Permite ¡oh Dios! ¡que mi familia te sirva a través de todas las generaciones, para Gloria de tu Nombre!


Gracias a Dios por su Gracia, su bondad y misericordia.


Diario de Gratitud.

Escribamos en nuestro cuaderno de gratitud, una oración por nuestros familiares, por las generaciones que vendrán y que anhelamos sirvan a Dios. Dios sea glorificado en nuestra familia.



En Su Gracia.

K A R L A






No olvides que hoy lunes 15 de enero en punto de las 10:00 a.m., estaremos transmitiendo en vivo desde SaberSinFin.com tu programa: Caminemos Juntas.


¡Acompáñanos porque estaremos hablando de la IRA! ¡Te esperamos!

viernes, 12 de enero de 2018

Gratitud {Salmos 119:107}








Afligido estoy en gran manera;
Vivifícame, oh Jehová, conforme a tu palabra.

Salmos 119:107


Demos gracias a Dios por todo, es la instrucción que de Pablo obtenemos (1 Tes. 5:18) y ¿hemos de ser agradecidas en las aflicciones también? Si.


Cuando Cristo se refería a las aflicciones dijo: Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tenéis tribulación; pero confiad, yo he vencido al mundo”. (Juan 16:33)


Se nos advirtió que tendríamos aflicciones, ¡gracias a Dios porque no nos dejó sin saberlo! Pero el motivo de gratitud no son las aflicciones en sí, si no la respuesta que obtenemos al pasarlas.


Siendo hijas de Dios, al pasar aflicciones volteamos a buscar el rostro de nuestro Señor con la confianza de que Él nos escucha, tiene cuidado de nosotras y que nos da de su paz.


Leemos su Palabra y nuestra alma es vivificada, se reanima. Es importante recordad que todos los días debemos predicarnos el Evangelio ¿Cómo hacerlo? Recordando, hablándonos a nosotras mismas las promesas de Dios para nosotras, recordar todo lo que ha hecho nuestro Dios por ti y por mí, recordar lo que Cristo ha hecho en la cruz para que el día de hoy estemos confiadas en que tenemos un Padre que nos ama, que nos sustenta, que tiene cuidado de nosotras.


Diario de Gratitud.

Es bueno recordar todo lo que ha hecho el Señor por nosotras, escribamos en nuestro diario de gratitud, las promesas que hemos recibido de Dios y que tengamos presente. ¡Demos gracias a Dios por su bondad!


En Su Gracia.

K A R L A






No olvides que el próximo lunes 15 de enero en punto de las 10:00 a.m., estaremos transmitiendo en vivo desde SaberSinFin.com tu programa: Caminemos Juntas.


¡Acompáñanos porque estaremos hablando de la IRA! ¡Te esperamos!

jueves, 11 de enero de 2018

Gratitud {Efesios 5:3-4}







Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros,
como conviene a santos; ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías,
que no convienen, sino antes bien acciones de gracias.

Efesios 5:3-4



Cuando la gratitud es parte de nuestra vida, nuestra forma de hablar cambia. Cuando una persona es agradecida lo notamos en sus palabras.


¿Cuántas veces al día te has escuchado decir palabras de queja? ¿Cuántas con crítica a otro? ¿Con descontento con Dios? nuestras palabras deben reflejar que Cristo vive en nosotras, que hemos sido transformadas por Él


¿Recuerdas el versículo que dice: “de la abundancia del corazón habla la boca” ¿Qué es lo que manda nuestro corazón?


Hablemos alabanza, gratitud, amor, todo lo bueno que hemos recibido de Dios. Que nuestras palabras dejen ver a otros que cada día hay algo por lo cual dar gracias, estar agradecidas con Dios.


Que la queja, palabras soeces, las deshonestas, dejen de ser parte de nuestra conversación cotidiana. Que nuestras palabras hacia otros sean dulces, de edificación y llenas de bondad.


¡Oh Señor! Ayúdanos a hablar de tu grandeza, que nuestra habla de fe del amor y gratitud que te tenemos. No permitas que seamos mal testimonio a otros y pon  un guarda a nuestra boca, amado Dios en Cristo Jesús, amén.


Diario de Gratitud.

Anotemos en nuestro diario alabanzas, palabras de bendición a Dios, llenemos nuestra mente y corazón con la Palabra de Dios.

En Su Gracia.

K A R L A







¿Escuchaste la primera emisión de Caminemos juntas? Si no tuviste oportunidad, te comparto el video directamente en Facebook. Cada lunes de 10 a 11 a.m. a través de Sabersinfin.com






¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips